Conecta con nosotros

Periódico Cubano

Ministro cubano de economía se vanagloria de las tiendas MLC

NOTICIAS DE CUBA

Ministro cubano de economía se vanagloria de las tiendas MLC

Considera que es “una medida de justicia social porque nos permite la redistribución de la divisa”

Gil Fernández dijo que el gobierno había empleado más de 300 millones de dólares recaudados en las tiendas en MLC. (Collage: Tiendas Carlos III-Facebook)

El ministro de Economía y Planificación de Cuba, Alejandro Gil Fernández, se vanaglorió por la creación de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) -que desde su entrada en funcionamiento han ido extendiéndose por todo el país-, pues si no existieran “la situación económica del país sería más compleja aún”.

De acuerdo con las declaraciones del también viceprimer ministro de la República a la Agencia Cubana de Noticias, si no existieran las ventas minoristas en MLC serían “mucho menos las ventas en pesos de bienes y servicios a la población, dado el alto desabastecimiento de la red comercial”.

Por eso, con el mismo ímpetu que hace más de un año, vuelve a respaldar las tiendas en MLC, ya que tienen como objetivo “evitar la salida del país de la divisa por personas naturales, entonces abastecedoras del mercado interno, captarla y utilizarla en función del desarrollo de la industria nacional y para mantener un nivel estable de ofertas en pesos; pero nadie calculó que una epidemia complejizaría aún más la situación”.

El funcionario, quien tiene tiempo para preparar hasta un doctorado de conjunto con su tutor Miguel Díaz-Canel, culpó al “recrudecimiento del bloqueo estadounidense” y a la pandemia de COVID-19 por la compleja situación financiera que atraviesa la nación.

Sobre la crisis en las cadenas de suministro generadas por la COVID-19, detalló que “más de seis mil contenedores destinados a Cuba, con productos para abastecer las tiendas en pesos cubanos y en monedas libremente convertibles, están paralizados en puertos internacionales porque hay problemas con las navieras, con los contenedores y han crecido los costos de los fletes”.

Gil Fernández reiteró que el gobierno había empleado más de 300 millones de dólares recaudados en esas tiendas para “aprovisionar de mercancías la red del comercio en moneda nacional”. Sin embargo, ninguna de esas cifras es fiscalizable y, en caso de que fueran verdaderas, los insumos comprados no alcanzan para una población de más de 11 millones de cubanos.

Por otro lado, el ministro dijo estar consiente de que “estas son de las medidas de ajuste que tienen un costo, y de las que debemos enfrentar, dar mayores argumentos y explicaciones, en aras de que haya confianza en que todo lo que hacemos es en favor del pueblo y que se comprenda que los resultados no son mejores”.

El colmo de sus declaraciones llegó cuando afirmó que las tiendas en MLC son una “medida de justicia social”.

“Se trata de una medida de justicia social porque nos permite la redistribución de la divisa en función del aprovisionamiento de la red comercial en peso; por tanto, tenemos que trabajar en ampliar las ofertas en moneda nacional y vamos en esta dirección con la aprobación de las Mypimes, la eliminación de trabas a la empresa estatal y con las 63 medidas para fortalecer el sector agropecuario”.

Los funcionarios castristas han huido de las comparaciones de la situación actual con el llamado Periodo Especial de los años 1990, pero el panorama nacional tiene varios puntos de paralelismo con aquella época. Solo está por verse cuál es el umbral de resistencia del pueblo cubano, aunque parece que el ministro de economía piensa que todavía se puede estar peor.

Síguenos GRATIS en WhatsApp y Telegram para contenidos exclusivos

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

Comentar noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de Impacto

Lo más leído en la semana

Escándalos de la Farádula

Arriba