Encuéntranos en

Periódico Cubano

Mónica Lewinsky cuenta su versión 20 años después del escándalo con Clinton

EE.UU.

Mónica Lewinsky cuenta su versión 20 años después del escándalo con Clinton

Lewinsky afirma que, aunque la relación fuese consentida, es ahora cuando empieza a darse cuenta del “increíble abuso de autoridad y de poder” que ejerció Clinton

Foto: laprensagrafica

Hace 20 años, Bill Clinton se tambaleaba: el entonces presidente tuvo que atravesar un proceso de destitución basado exclusivamente en su relación extramarital con Monica Lewinsky, una becaria a la que sacaba 27 años. Clinton sobrevivió al proceso, liderado por el fiscal especial Kenneth Starr. Lewinsky casi no lo consigue. En 1998, fue utilizada como arma por el fiscal y los medios. A sus 24 años, una becaria no remunerada vio cómo se diseccionaba o reinventaba cada faceta de su vida. Cómo, según recuerda Lewinsky en Vanity Fair, “solo en el Washington Post aparecían 125 artículos sobre el tema, solo en los 10 primeros días”.

Dos décadas después, tras un encuentro fortuito con Starr, Lewinsky ha decidido aportar su visión. Lo ha hecho en primera persona para Vanity Fair al rememorar aquellos días de 1998, cuando Internet se convirtió por primera vez en la semilla de las fake news, en propagador viral y en fuente de acoso. En una apisonadora que aplastaba la línea “entre hechos y opiniones, noticias y cotilleos, vidas privadas y juicios morales públicos. Internet era ya tal fuerza motriz del flujo informativo que, cuando el Comité Judicial de la Cámara de Representantes decidió publicar online los ‘hallazgos’ de Ken Starr –dos días después de que los hubiese entregado–, significó (para mí) que cada adulto con un módem podía leer mis conversaciones privadas, mis pensamientos personales (sacados de mi ordenador) y, peor, mi vida sexual”.

Lewinsky habla del infame Informe Starr, conseguido entre otras cosas cuando “un grupo de agentes del FBI –Starr no estaba presente– arrinconaron en un cuarto del Pentágono a una joven de 24 años y le dijeron que afrontaba 27 años de prisión si no cooperaba”. Que “amenazaron con imputar a mi madre (si no les contaba las confidencias privadas que le había hecho), que dejaron caer que investigarían la carrera como médico de mi padre, y hasta interrogaron a mi tía, con la que estaba cenando [la noche que el FBI fue a por Lewinsky]”.

Los medios, alimentados por “fuentes anónimas y rumores online que surgían a diario, todos falsos o sin trascendencia”, arrastraron por la opinión pública la figura de una joven que, a sus 22 años, entró en una relación “consentida” con un hombre casado de 49 años. O todo lo consentida que puede ser la relación con alguien que “era mi jefe. Era el hombre más poderoso del planeta. Era 27 años mayor que yo, con suficiente experiencia vital para saber que aquello no estaba bien. Que estaba en la cumbre de su carrera mientras yo ocupaba mi primer puesto al salir de la universidad”. Lewinsky afirma que, aunque la relación fuese consentida, es ahora cuando empieza a darse cuenta del “increíble abuso de autoridad y de poder” que ejerció Clinton.

Pero hubo algo peor, algo que sí ha cambiado para bien. Durante todo el caso Lewinsky, en los medios aparecieron esos rumores, o el punto de vista de Starr, o el de Clinton, o el de cientos de tertulianos “en todos los talk shows”, pero no el de Lewinsky, que “no tenía permitido hablar legalmente”. Ni contaba con apoyos ni tenía forma de contar su historia o defenderse “como hoy cualquier mujer puede hacer al compartir su historia al etiquetarla con #MeToo (#YoTambién) y recibir de inmediato la bienvenida en la tribu. (…) Las redes de apoyo en Internet era algo que no existía entonces. El poder, en aquel caso, todavía estaba en manos del presidente, del Congreso, de los fiscales y de la prensa”.

Lewinsky estuvo sola. “Publicamente sola. Abandonada. Sin apoyos, ni mucho menos el de la figura principal [Clinton]”. Es algo que le ha reconocido hasta “una de las fundadoras del movimiento #MeToo”. Y que marca el cambio de era: Lewinsky no fue, bajo ninguna interpretación del término, víctima de abusos sexuales (algo que defiende desde el principio la propia Lewinsky). Pero sí fue múltiples veces víctima de abusos de poder, tanto antes y durante como después de su relación con Clinton. De responsabilidad. De un juego entre dos hombres, Starr y Clinton, con sus coros mediáticos. Sometida a una “luz de gas” infinita por parte de todos los que habían colocado a una joven de 24 años en el centro de una narrativa pública. Lewinsky no tenía voz pública. Lewinsky era lo que los demás dijesen que era, “hasta que no pude cuestionarme mi narrativa ni internamente”.

Y eso es lo que ha cambiado hoy: “Tenemos una enorme deuda de gratitud con las heroínas de #MeToo y Time’s Up. Porque sus movimientos lo dicen todo sobre las perniciosas conspiraciones del silencio que durante tanto tiempo han protegido a los hombres poderosos cuando de abusos de poder, acoso y abusos sexuales se trata”. Lewinsky concluye recordando un proverbio mexicano que le han dicho bastantes veces durante estos meses: “Intentaron enterrarnos, pero no sabían que éramos semillas”. Y para Lewinsky, Time’s Up y #MeToo es la prueba de que ha llegado la primavera.

 

Fuente: revistavanityfair.es

Click para comentar

0 Comentarios

  1. Lic. Pierre Millet

    28 febrero, 2018 at 3:42 pm

    Realmente que la ya celebre Monica Lewinsky fue victima del abuso de poder del Presidente Bill Clinton, ciertamente que no fue una violacion sexual propiamente dicha, pero dicho Presidente se aprovecho de su enorme poder al frente de la primera legislatura de esta gran nacion de Norteamerica, con todo su extenso equipo de investigaciones (FBI), fiscales y jueces, que tal vez tratarian de tergiversar la realidad para que su maximo jefe saliera ileso de este ilicito penal, que pudiera haberse asociado ademas con la figura del acoso sexual ademas.

    Podemos imaginarnos del enorme potencial de investigadores, periodistas y muchos allegados a la Familia Clinton, que la acosabann diariamente tambien, haciendole la vida imposible a ella misma y a toda su familia, pero finalmente se le realize por parte del Senado Estadounidense un juicio sobre su deshonestidad manifestada referente a larelaciona marital con dicha joven de solo 22 anos de edad que realizaba una pasantia por la Casa Blanca, lo cual tuvo que admitir publicamente y mostrar arrepentimiento y fue “perdonado” por el Senado. Pero que se ha conocido ademas de otras mujeres que tambien habian estado enrroladadas amorosamente con dicho personaje celebre.

    Realmente que hechos como este no deben de repetirse en este pais, ni tampoco el despliegue investigativo que desarrollo el ex-Presidente Barack H. Obama, en contra del entonces candidato presidencial Donald J. Trump, para favorecer a la candiata de su partido la Sra. Hillary R. Clinton, lo cual llego a convertirse en una verdadera conspiracion en su contra por motivaciones puramente politicas, todolo cual todavia se encuentra en proceso de documentacion por el grupo de Abogados sin fines delucro y no-partidista denominado Judicial Watch.

    Muchas Gracias.

  2. Osvaldo Cardenas

    26 febrero, 2018 at 10:38 pm

    Excelente artículo, que nos muestra una vez más como las mujeres han estado sometidas al poder patriarcal brutal y despiadado, aun en las sociedades presuntamente democráticas y desarrolladas, porque como decía algún sociólogo, nuestras democracias aun son imperfectas y excluyen a muchas personas de sus beneficios.
    También es muy interesante como los nuevos medios sociales de comunicación, pueden ayudar a reducir las distancias en las relaciones de poder entre los poderosos y el resto de los ciudadanos comunes en determinados momentos y circunstancias, y como esa tendencia deberá crecer en el future, aun cuando los médicos de comunicación principales sigan estando en manos de las elites de los países ricos y poderosos, lo que con frecuencia les permite crear una realidad virtual.
    Espero que mis hijos y nietos vivan en un mundo mejor al mío.

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en EE.UU.

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Columna de Opinión

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement
To Top