Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Mujer autoriza eutanasia para alguien que no era su familiar

Estados Unidos

Mujer autoriza eutanasia para alguien que no era su familiar

Ahora interpuso una demanda al hospital por daños emocionales

Mujer autoriza eutanasia para alguien que no era su familiar

El error de identidad ha causado un conflicto jurídico (LA REPÚBLICA)

Un paciente del Hospital St. Barnabas de El Bronx, en la ciudad de Nueva York, murió tras la aplicación de una inyección de eutanasia autorizada por alguien que lo confundió con un familiar.

La persona que hizo la autorización responde al nombre Shirell Powell, quien ha demandado al centro de salud por daños emocionales que le causaron al hacerle creer que su hermano era el internado y sin posibilidades de seguir viviendo de manera normal.

En julio pasado, Powell recibió una llamada de urgencia desde el hospital, en la que le avisaron que su “hermano” Frederick Williams fue ingresado debido a una sobredosis de droga.

La mujer, durante nueve días, estuvo junto al paciente al que se le diagnosticó un daño cerebral y en dado momento los doctores le confirmaron que no había manera de salvarlo, por lo tanto le pidieron la autorización para desconectarlo y la aplicación de la eutanasia.

Powell señaló que el hombre se parecía mucho a su hermano, a pesar de que tenía puesto un collarín, tubos en la boca y un poco hinchado.

Tras la autopsia, se reveló la verdadera identidad del Frederick Williams que estaba ingresado y Powell se enteró que su verdadero hermano seguía en la cárcel cumpliendo una condena.

El abogado del hospital, Barry Rothman, solicitó que la demanda sea desestimada porque el verdadero hermano de Powell no estaba en el hospital y que este lugar sólo puede asumir la responsabilidad de la angustia emocional de sus verdaderos pacientes.

“Un inconsciente ‘John Doe’ fue llevado al Hospital, que de buena fe intentó notificar a la familia. Si la responsabilidad se extendiera a las circunstancias del hospital bajo búsqueda, el efecto sería desalentar a los hospitales a realizar tales esfuerzos”, dijo Rothman en una entrevista con el New York Post.

A su vez, Alexander Dudelson, abogado de Powell, detalla que el nosocomio sostiene sus argumentos en una política pública débil y por no dar una atención necesaria ocurrió el caso mencionado.

Por razones de privacidad no se ha dado a conocer información concreta sobre el paciente que recibió la eutanasia, solo se sabe que su muerte fue notificada a sus hijas Brooklyn y Star de 17 y 18 años, respectivamente.

 

Con Información de El Diario

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top