Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Nace Eliska, la bebé cuya gestación se dio en el vientre de su madre muerta

Mundo

Nace Eliska, la bebé cuya gestación se dio en el vientre de su madre muerta

Los médicos mantuvieron “con vida” de manera artificial a la madre, logrando con éxito el nacimiento de la bebé el pasado 15 de agosto.

La madre tenía 27 años y era una mujer checa de nombre Eva. (VIX)

Luego de pasar cuatro meses en el vientre de su madre en estado de muerte cerebral, la bebé llamada Eliska nació pesando dos kilos 130 gramos y con una altura de 42 centímetros, lo anterior se logró gracias al esfuerzo de los médicos que la mantuvieron “con vida” de manera artificial, lo que convierte este caso en único, por lo que Pavel Ventruba, jefe del Departamento de Ginecología y Maternidad del hospital, informó que el caso sin duda formará parte de la historia de la medicina moderna, “este caso es muy raro y entrará en los anales de la medicina mundial y confirma la gran fuerza de la vida humana naciente”, declaró el especialista.

El suceso se dio luego de que la madre estaba embarazada de 16 semanas cuando el 21 de abril tuvo que ser hospitalizada por presentar una hemorragia cerebral grave debido a una malformación genética.

Lamentablemente ese mismo día se le diagnostico muerte cerebral, por lo que los médicos, además de supervisar la actividad pulmonar, también era vigilada la evolución de los riñones de la madre y el flujo de alimento necesario para el bebé, por lo que fue necesario mantenerle la respiración y funciones vitales para hacer viable el embarazo, logrando que la bebé naciera por cesárea el pasado 15 de agosto.

La madre fallecida de nombre Eva, era una mujer checa con 27 años de edad, quien comenzó a sufrir ataques de epilepsia durante su primer embarazo, luego de que le fuera diagnosticada malformación arteriovenosa, que empezó a tratarse tras dar a luz.

Por su parte, los familiares hicieron todo lo posible para que la gestación fuera de manera “natural”, por lo que constantemente masajeaban el vientre de la madre, le colocaban música y frotaban peluches, su abuela le leía cuentos e incluso las enfermeras le hablaban a la bebé, así como también  instalaron una máquina para simular el caminar de la madre y así crear en lo más parecido posible la sensación de movimiento en el feto y que todo pareciera normal.

Por ahora, Eliska es una bebé sana que se encuentra al cuidado de su padre y tía, quien la está amamantando.

Con Información de VANGUARDIA

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top