Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Niegan traslado a hospital a preso político condenado a cadena perpetua por intentar escapar de Cuba

Noticias de Cuba

Niegan traslado a hospital a preso político condenado a cadena perpetua por intentar escapar de Cuba

Leandro fue apresado a los 19 años, luego de amotinarse junto a varios reclutas del servicio militar

Niegan traslado a hospital a preso político condenado a cadena perpetua por intentar escapar de Cuba

Niegan traslado a hospital a preso político condenado a cadena perpetua por intentar escapar de Cuba. (Captura de video: Canal Caribe-Youtube)

Las autoridades de la prisión Kilo 8, en Camagüey, se comunicaron la familia del prisionero político Leandro Cerezo Sirut para comunicarle que se encuentra recibiendo atención psiquiátrica dentro de la institución penitenciaria y no en un hospital.

Según Radio Martí, la salud del prisionero se ha deteriorado desde hace tiempo, mientras Cerezo cumple una cadena perpetua a la que fue sentenciado cuando tenía 19 años.

“El jefe de la prisión le hizo una llamada a mi hermana, Marisol Otamendi. Según él, tenía a Leandro al lado, se lo puso al teléfono y las únicas palabras que le dijo fueron que no tenía ánimo de hablar. Mi hermana no reconoció su voz, no sé si por lo deteriorado que está o porque, realmente no era él”, explicó la enfermera María Victoria Sirut, madre del preso político, quien ahora se encuentra en Las Vegas luego de haber recibido asilo político en Estados Unidos.

Su hermana le preguntó al oficial porque lo habían puesto en una celda de castigo, a lo que el funcionario respondió con que se trataba de un protocolo de la prisión.

“Cuando el recluso no come, aunque sea porque esté vomitando sangre, o tenga un problema de salud, tiene que estar en aislamiento”, indicó.

La familia del prisionero ha solicitado en muchas ocasiones a la Fiscalía General de la República y de la Dirección de Cárceles y Prisiones que le brinden atención médica, pero no se ha hecho nada.

“La empleada llamada Sonia, le aseguró a mi hermana, que lo está atendiendo un psiquiatra, pero yo no creo nada de lo que ellos dicen porque en todos estos meses, desde noviembre, todo lo que nos han dicho es mentira. Mi hijo está vivo de milagro”, declaró Victoria Sirut.

Cuando tenía 19 años, Cerezo y otros 4 reclutas del Servicio Militar Obligatorio intentaron desertar de la Unidad Militar de Tanques de Guerra, ubicada en Managua, La Habana, pero fueron detenidos en 2007 y condenados por el tribunal militar.

Antes del incidente, Cerezo intentó denunciar todas las violaciones de derechos humanos que se vivían en el Servicio Militar, pero fue sancionado por las autoridades.

“Una vez hubo un acto político, con altos oficiales y a Leandro le dieron el micrófono para que conversara sobre los logros de la unidad. Él aprovechó y contó todas las arbitrariedades que se cometían con los reclutas. Lo encarcelaron 21 días en la misma unidad militar. Y ahí fue donde empezó todo su problema”.

En abril del 2007 intentaron escapar armados, pero dos de ellos fueron detenidos rápidamente, por lo que notificaron a las autoridades.

Cerezo y otro recluta estuvieron más de una semana escondidos en el monte, dentro del perímetro de la misma unidad.

Uno de los reclutas disparó en defensa propia y mató a uno de los centinelas que lo había descubierto, razón por la que tuvieron que permanecer ocultos una semana entera.

Luego de esa semana, vencidos por el hambre, decidieron salir y secuestrar un ómnibus de transporte urbano en el que viajaban un teniente coronel, un capitán y 3 civiles, el cual desviaron al Aeropuerto Internacional José Martí.

Cerezo y su compañero intentaron secuestrar un avión estacionado para llevarlo a EEUU, pero durante el incidente, el teniente coronel que se encontraba entre los secuestrados atacó a los reclutas con un extintor.

“Yoan, el otro muchacho, en defensa propia y de mi hijo, le disparó y lo mató. Los francotiradores tiraron por la cabina del avión y le dieron en el pecho. Pero no murió. Fue un enfrentamiento”.

Al final los reclutas fueron detenidos. Cerezo y otro miembro del grupo fueron sentenciados a cadena perpetua, mientras que el resto recibieron sentencias de entre 15 y 30 años.

Entre los delitos que se le impusieron a Cerezo y a los otros 4 reclutas se encontraban los de: infracciones de las normas relativas al servicio de guardia, deserción, salida ilegal del territorio nacional, robo con violencia en las personas, asesinato, actos cometidos con artefacto explosivo o mortífero, agentes químicos o biológicos u otros medios o sustancias, toma de rehenes, actos contra la seguridad de la Aviación Civil y los aeropuertos y lesiones.

“Aparte que fueron cargados con muchos delitos, el fiscal resaltó que lo que hicieron era el pretexto que estaban esperando los americanos para invadir a Cuba y que pusieron en riesgo la seguridad nacional. Eran niños prácticamente en ese momento, de buenas familias pero el régimen quiso dar un ejemplo para que no se repitiera la acción”, aseguró la madre del preso al medio de prensa.

Los reclutas fueron declarados dos años más tarde como presos políticos por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional y por Cuban Prisoners Defenders.

La madre de Cerezo también fue detenida por 15 días en el Departamento Técnico de Investigaciones (DTI), donde fue interrogada.

El incidente organizado por los reclutas que querían escapar de la Isla formó parte de una ola de secuestros de vehículos para desviarlos a territorio estadounidense, el cual fue tomado como un “plan siniestro de provocaciones” por parte de EEUU.

“Yo le escribí al Consejo de Estado, a la Fiscalía, estuve siete años en Cuba buscando también que me lo trasladaran para Camagüey de donde son ellos. No resolví nada. No pude hacerles Revisión de Causa porque ningún abogado quiso coger el caso. La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba también intentó pedirla. No se la aceptaron”.

La mujer declaró que al final decidió escapar a EEUU, no por ella, sino por su hijo más pequeño, el hermano menor de Cerezo.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top