Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Niños en proceso de asilo en Miami reciben sorpresa navideña

Estados Unidos

Niños en proceso de asilo en Miami reciben sorpresa navideña

Organizaciones pro inmigrantes del sur de la Florida llevaron un poco de alegría los más pequeños

Al convivio también llegaron familiares de inmigrantes deportado. (CAPTURA DE PANTALLA/VOZ DE AMÉRICA)

Gracias a diferentes organizaciones del sur de la Florida, niños en proceso de asilo y refugiados a cargo de ICE en Miami, recibieron el día de ayer una sorpresa: una gran mesa con muchos juguetes y comida típica latinoamericana.

Carlos Naranjo, miembro de la Nueva Mayoría de la Florida, una de las organizaciones en entrevista con la Voz de América, dijo que decidió vestirse con el traje de Santa Claus para dar alegría a los niños.

“No están solos, sabemos que sus padres, sus madres y sus seres queridos pueden estar en un proceso de deportación, por eso estamos aquí, para dejarles saber que no están solos”.

El entusiasmo y la emoción era evidente en los rostros de los niños.

“Agarré un juguete de un súper héroe porque me gustan mucho, también un Snoopy para poder abrazarlo mientras duermo por la noche, cuando mi mamá no esté conmigo”, declaró Iván, un niño guatemalteco de 6 años.

María Bilbao, una de las impulsoras de este proyecto y portavoz de “United We Dream”, manifestó que ha sido un año difícil por las políticas migratorias de Donald Trump, que busca reducir al máximo la entrada de inmigrantes a Estados Unidos.

“Es triste porque ellos vienen buscando alivio y acá son maltratados, las puertas se les están cerrando. Trump está haciendo todo mucho más difícil para la gente que viene refugiada”.

La activista, sin embargo, confesó sentirse “orgullosa” porque la presión que han ejercido ha causado efecto, “especialmente en el centro de detención para niños migrantes de Homestead, al sur de la Florida, que fue cerrado a mediados de este año”.

Al lugar también llegaron familiares de inmigrantes deportados para mostrar su agradecimiento a estas organizaciones de las que han recibido ayuda y apoyo, como Lily Montalván, cuyo marido que llevaba más de 30 años en EEUU, Walter Gozzer, fue detenido.

“Pasó 29 días en la cárcel y fue deportado a El Salvador. Entró a las 8.45 de la mañana y a la 1.30 pm. me llamó para decirme que me fuera para la casa porque estaba detenido”.

Edgar Zilón, un padre centroamericano que llegó a las oficinas del ICE porque tenía una cita, decidió asistir al festival. “Estamos a la espera a ver qué puede determinar un juez, tenemos un caso con inmigración y, la verdad, lo que queremos es quedarnos en este país y poder superarnos”, comentó.

Las organizaciones pro inmigrantes del sur de la Florida se han unido y formado la entidad “Circulo de Protección de Miramar”, que brinda apoyo jurídico a la comunidad migrante de Estados Unidos que lo necesite.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top