Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Papa Francisco aboga por no dejar “a nadie detrás” ante la pandemia del coronavirus

Noticias de Cuba

Papa Francisco aboga por no dejar “a nadie detrás” ante la pandemia del coronavirus

El Santo Padre presidió la misa por el Domingo de la Misericordia ante una iglesia completamente vacía

El Papa Francisco celebró este domingo 19 de abril una misa por la Divina Misericordia donde abogó por que “la misericordia no abandona a quien se queda atrás” en medio de la pandemia del coronavirus que enfrenta el mundo donde más de dos millones de personas ya han quedado infectadas por el virus.

Francisco advirtió que “ahora, mientras pensamos en una lenta y ardua recuperación de la pandemia, se insinúa justamente este peligro: olvidar al que se quedó atrás”.

Sin dudas hay una cosa peor y es “el riesgo que nos golpee un virus todavía peor, el del egoísmo indiferente, que se transmite al pensar que la vida mejora si me va mejor a mí, que todo irá bien si me va bien a mí. Se parte de esa idea y se sigue hasta llegar a seleccionar a las personas, descartar a los pobres e inmolar en el altar del progreso al que se queda atrás”.

Para el Sumo Pontífice siempre ha sido una preocupación la situación de los pobres del mundo que ahora en estos momentos están más perjudicados con el Covid-19, a pesar que la enfermedad “nos recuerda que no hay diferencias ni fronteras entre los que sufren: todos somos frágiles, iguales y valiosos. Que lo que está pasando nos sacuda por dentro. Es tiempo de eliminar las desigualdades, de reparar la injusticia que mina de raíz la salud de toda la humanidad”.

En su discurso, transmitido por todas las redes sociales del Vaticano ante la ausencia física de sus millones de fieles, el Papa recordó que “hoy, en esta iglesia que se ha convertido en santuario de la misericordia en Roma, en el Domingo que veinte años atrás san Juan Pablo II dedicó a la Divina Misericordia, acojamos con confianza este mensaje. Jesús le dijo a santa Faustina: ‘Yo soy el amor y la misericordia misma; no existe miseria que pueda medirse con mi misericordia’”.

La Divina Misericordia es una devoción cristiana promovida por la Iglesia católica enfocada en la misericordia de Dios y su poder, particularmente como una acción de confianza en que la misericordia de Dios y su pasión es el precio ya pagado por nuestros pecados, y que si confiamos en Jesús nuestros pecados nos serán perdonados; Jesús no será nuestro juez sino nuestro Salvador misericordioso.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top