Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Piden justicia para Magaly, una cubana que falleció en un albergue mexicano

Estados Unidos

Piden justicia para Magaly, una cubana que falleció en un albergue mexicano

La migrante habría muerto por negligencia médica “la dejaron morir, la mataron”

Por la noches gritaba de dolor sin que nadie la ayudara. (CUBANET)

Magaly Medina Calvo, una migrante cubana de 57 años, falleció en el Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario, un albergue federal mexicano en Ciudad Juárez, presuntamente por un derrame cerebral. Sin embargo, los migrantes que fueron testigos del hecho lamentan que nadie haya hecho nada cuando la cubana comenzó a quejarse de dolores.

“Porque estamos indignados, hasta a un simple perro se le trata mejor. La dejaron morir, la mataron. Cometieron una injusticia con nuestra compañera. El personal médico y el encargado del albergue decían que Magaly estaba fingiendo, se burlaban de ella”.

Los migrantes que se encuentran en el albergue dicen temer porque les dicen que son una carga para México, al mismo tiempo que piden justicia por la muerte de la isleña.

“No nos quieren, nos dicen que somos una carga para México, Queremos justicia, así como perdimos a Magaly, estamos en peligro todos. Esta muerte no puede quedar impune. Fue una injusticia también que Estados Unidos la retornara a México, sabiendo lo mal que estaba, con sus pruebas médicas de Cuba de que había perdido un riñón y medio pulmón por un cáncer, y sus dolores de cabeza, Ella no mentía. Se podía ver en la cara que no mentía”.

Los migrantes que han decidido hablar para Cubanet, unos 30, omitieron dar sus nombres por temor a represalias, ya que personal de Leona Vicario les ha dicho a los migrantes retornados que no tienen derecho de manifestarse y de hacerlo, agravarían sus problemas, por ello algunos prefirieron guardar silencio, pero otros decidieron hablar y no dejar que la muerte de la migrante cubana se quede en silencio.

De acuerdo con los testigos, durante casi un mes Magaly estuvo pidiendo ayuda, ya que gritaba de dolor por las noches.

La migrante cubana estuvo anteriormente en el albergue del Buen Pastor por más de un mes, también en Ciudad Juárez, hasta que fue retornada a México el 10 de noviembre por las autoridades migratorias estadounidenses que decidieron regresarla a Ciudad Juárez, llegando así al Leona Vicario.

Magaly buscaba reunirse con sus dos únicos hijos, residentes estadounidenses, quienes no pudieron regresar a Cuba.

Los migrantes que se encontraban con Magaly infinidad de veces denunciaron el mal estado de la cubana, sin que nadie les hiciera caso, al contrario, afirmaban que la señora no tenía nada y se encontraba mejor que nadie

“¡Magaly está muy enferma! ¡Vaya a su litera, se lo suplicamos!” decían sus compañeros de albergue.

Pero nada, nadie acudía y si lo hacían de mala gana al final decían que su salud estaba bien.

El mal de Magaly se agravó hasta que llamaron a una ambulancia. Ya anteriormente, había estado en emergencias: el 15 de noviembre y el 29 del mismo mes, le diagnosticaron “deshidratación remitida” y le recetaron un medicamento “en caso de gastroenteritis” y dieta para diabéticos, según informó CubaNet.

Fue entonces, que luego de padecer tanto sufrimiento en el Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario, Magaly falleció.

“Desde el momento en el que Magaly entró al albergue, se notaba que estaba enferma, no era para estar en el albergue porque allí no hay medicinas y los médicos son muy negligentes; decían que todo es psicológico”, declaró una joven centroamericana.

“A Magaly la mataron. La mató la negligencia de los médicos del Leona Vicario. La mataron aquí estas personas de México, los encargados de este albergue. Y la mataron también los encargados de Estados Unidos, no le creyeron que ella necesitaba estar con sus hijos. Ellos la mataron”, expresó otra migrante del albergue.

Al respecto, Iván Jiménez, coordinador general del Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario, aseguró a CubaNet que nunca hubo negligencia médica:

“No hubo burla alguna a la señora Magaly y se le realizaron tres estudios previos y no tenía nada. Y nuestra psicóloga puso sobre la mesa que quizá era una enfermedad mental”.

Ahora, el cadáver de Magaly se encuentra en el Servicio Médico Forense a ser repatriado a Cuba, sin embargo, el traslado cuesta unos 10 mil dólares.

“Las autoridades mexicanas no nos han ofrecido hacerse cargo de la repatriación. Nunca se han contactado con nosotros. Lo sabemos todo por otros migrantes. Queremos justicia de México y de Estados Unidos”, manifestó Guillermo, el hijo menor de Magaly.

La madre de Magaly solo ruega para poder sepultar a su hija, quien por el momento solo puede conformarse con un pequeño altar de velas blancas con la imagen de Magaly.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top