Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Por falta de combustible reducen drásticamente transporte urbano en La Habana

Noticias de Cuba

Por falta de combustible reducen drásticamente transporte urbano en La Habana

La crisis del transporte público en Cuba hoy sufre su mayor empeoramiento en 30 años

Ómnibus de transporte urbano en La Habana

Ómnibus de transporte urbano en La Habana. (Foto: Periódico Cubano)

Debido a la carencia de combustible para los ómnibus, la Empresa de Transporte de La Habana, anunció una reducción de 1466 viajes diarios, con respecto al total que se estaban ofreciendo actualmente.

A pesar de encontrarse bastante limitado por las restricciones de la Covid-19, el transporte capitalino se verá más deprimido debido a la crisis actual de combustible.

En declaraciones ofrecidas a la Televisión Cubana, Juan Julián Caballero, director general de la Empresa de Transporte de La Habana manifestó que están entre las rutas priorizadas los corredores de Diez de Octubre Alamar, Calzada de Güines y Avenida 51 con una frecuencia entre 15 y 20 minutos.

Debido a la limitación de combustible quedarían fuera de servicios un total de 140 ómnibus, una cifra considerable si tomamos en cuenta la pésima calidad de ese servicio en La Habana.

Como es costumbre, la única justificación esgrimida para argumentar la carencia de combustible fue el “bloqueo económico” de los Estados Unidos contra la isla.

Restringir el transporte público con el objetivo de limitar la movilidad y como forma efectiva de combatir a al Covid-19, puede constituir una falsa apreciación sobre todo en el caso de Cuba.

Menos transporte significa a la vez mayor aglomeración de personas en un solo vehículo, y ya es conocido de sobra el hacinamiento que viven días tras días los cubanos que intentan transportarse de un lado a otro de la ciudad.

La crisis del transporte público en Cuba es permanente y se agrava por periodos. Hoy sufre su mayor empeoramiento en 30 años.

A ello hay que sumarle la agravada escasez de medicamentos, alimentos y energética, lo que hace emular a estos años con los peores momentos del período especial.

Con el Estado sin divisas para importar guaguas, piezas de repuestos ni combustible suficiente, la crisis sigue agudizándose.

China además suspendió el suministro de piezas para los ómnibus Yutong exportados a la Isla, porque el Gobierno dejó de pagar lo que debe por ellos. Solo se podría renovar el parque de algunas rutas si algún país donara los equipos. Pero ya tampoco hay donantes.

Por ello no es de extrañar que los carretones, y otros medios de transporte de tracción animal empiecen a ocupar cada vez más el paisaje citadino de un país que en destrucción.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top