Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Precios topados en Cuba: política fallida del gobierno

Noticias de Cuba

Precios topados en Cuba: política fallida del gobierno

El economista cubano Pedro Monreal opina que “la inflación ‘reprimida’ pudiera ser más perjudicial que la inflación ‘abierta’”

La ineficacia de la agricultura cubana para autoabastecer al país y la fallida política del gobierno comunista por tratar de establecer un férreo control del mercado con planes de precios topados tienen sumida a la nación en una total escasez de alimentos. Sobre el tema opina el destacado economista cubano Pedro Monreal en un artículo difundido en sus redes sociales que titula “Precios ‘topados’, inflación ‘reprimida’ y el fin de una ilusión: ¿hace falta evidencia adicional?”

La primera evidencia que salta a la vista para confirmar que los precios topados han sido un fracaso es los precios a los cuales se comercializan los pocos alimentos que hay en la Isla, valores que no tienen nada que ver con el listado de precios máximos establecidos por el gobierno cubano.

Precios topados en Cuba: política fallida del gobierno

Las colas para comprar alimentos son constantes en Cuba. (Foto: Periódico Cubano)

Según Monreal, “los ‘topes’ de precios son parte de una inflación ‘reprimida’, es decir, cuando se ‘fijan’ administrativamente precios sin resolver la causa de una tendencia inflacionaria: el desbalance entre oferta y demanda. La inflación ‘reprimida’ se manifiesta en forma de escasez, colas, mercado negro, especulación y corrupción”. Precisamente estos elementos teóricos son los que se ven en la actualidad en la sociedad cubana.

“Los precios tienden a crecer cuando hay un déficit de oferta en relación con la demanda. El mercado es una institución, es decir, implica ‘reglas del juego’ y cuando estas no se respetan, al menos dentro de ciertos límites, usualmente se producen impactos negativos. Los mercados pueden ‘regularse’, desviando su lógica de operación, pero eso requiere entender los límites”.

El término de “inflación reprimida” es utilizada para indicar cómo los comerciantes se vieron obligados a elevar los precios ante una escasez de productos, producida como consecuencia de la propia política del gobierno de no permitir un desarrollo de las fuerzas productivas en el sector agrícola. Baste poner de ejemplo como miles de productores de cerdo han abandonado la ceba de este animal por falta de comida que es responsabilidad del estado importar desde el exterior.

Publicada por Pedro Monreal en Martes, 7 de julio de 2020

“En una sociedad que intente tener un nivel razonable de productividad, el uso del tiempo es un recurso crucial. Cuando la inflación ‘reprimida’ hace que la gente pierda el tiempo de forma masiva, lo que se produce es una dilapidación enorme de recursos, con un impacto muy negativo”, indica Monreal en referencia a las grandes colas que se hacen en Cuba como si el tiempo no fuera importante.

La conclusión final de la opinión del economista cubano es que “los ‘topes’ de precios de 2019 parecen haber tenido un problema de ‘secuencia’ (la capacidad para asegurar una respuesta de oferta debió haberse fomentado primero) y quizás hubiera sido más efectivo un programa diferenciado de protección de ingresos (enfocado en determinados grupos)”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top