Fincimex anuncia el cierre de 407 oficinas de Western Union
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Prensa oficialista culpa al año bisiesto por la falta de leche en Cuba

Noticias de Cuba

Prensa oficialista culpa al año bisiesto por la falta de leche en Cuba

Camagüey cerró agosto con una deuda de 13 millones de litros en la producción

Prensa oficialista culpa al año bisiesto de las faltas en la producción de leche

Prensa oficialista culpa al año bisiesto de las faltas en la producción de leche. (Foto ilustrativa: Vicente Brito-Granma)

Al embargo comercial de Estados Unidos y la pandemia del coronavirus, el oficialismo cubano ha sumado una nueva excusa para justificar la escasez de alimentos en la Isla: el año bisiesto.

El periódico Adelante, de Camagüey, aseguró esta semana que la “poca fortuna” del año bisiesto influyó en la producción de leche en la provincia, que cerró agosto con una deuda de 13 millones de litros en la producción de este alimento.

El compromiso de producción lechera es de 88 millones 691 mil 200 litros para este periodo, conocido como “campaña lechera de primavera”, que actualmente apenas y alcanza los 75 millones, aunque debería ser el pico de producción.

Para el portal oficialista, a la “maldición del año bisiesto” se suma la sequía que afectó Cuba la primera mitad del año y que repercutió hasta junio en la ganadería.

Aunque el título y frases concretas del texto culpan directamente a la mala suerte, amparados en la creencia cubana de que los años bisiestos son de “mala fortuna”, también deja ver entre líneas la responsabilidad del Estado en el déficit lechero.

La dependencia de todo el sistema de producción alimentaria de las “bondades de la naturaleza” deja ver que lo que realmente afecta la ganadería y el campo es el deterioro de la industria y la falta de inversión e infraestructura en este sector.

Los productores dependen enteramente de sus pastizales y cuerpos de agua cercanos para alimentar y dar de beber a sus animales, por lo que cualquier tormenta o sequía que acabe con estos recursos condena a la muerte a los animales y afecta el total de la producción de leche para todo el país.

No se cuenta tampoco con los recursos para detectar el momento propicio para su reproducción, por lo que se falla en su inseminación y se pierde la oportunidad de obtener crías y leche.

“Si la vaca tiene hambre y sed no cae en celo, no se reproduce y no hay leche. Por otro lado, en el caso que viva su ciclo estral y no se le detecte a tiempo para inseminarla o someterla a la monta, tampoco habrá nacimiento, ni leche”, dice el reporte.

Según el texto, el récord alcanzado a la fecha es de “los peores acumulados” en la última década, porque sectores que solían ser productivos como Guáimaro, Sibanicú, Jimaguayú y Camagüey, se encuentran en el abandono en cuestión de recursos e inversión.

Así, incluso dentro de los medios oficiales, con sutileza se reconoce la responsabilidad del gobierno en la decadencia de la producción alimentaria de Cuba, donde las inversiones siguen destinándose al turismo y a los recursos de exportación, dejando al mercado nacional en el abandono.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top