Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

¿Qué puede cambiar en EEUU tras la llegada de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema?

Noticias de Cuba

¿Qué puede cambiar en EEUU tras la llegada de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema?

Las consecuencias podrán verse reflejadas en numerosos aspectos

Donald Trump y Amy Coney Barrett

Donald Trump y Amy Coney Barrett (Foto: The White House-Flickr)

La confirmación el pasado lunes de Amy Coney Barrett como el reemplazo de Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema de Estados Unidos —con 52 votos a favor del Senado y 48 en contra— podría marcar un antes y después en la historia del país.

De acuerdo con reportes del BCC, con la llegada de Barrett se consolida una tendencia conservadora en el máximo tribunal estadounidense.

Aunque no es un hecho inédito, un desbalance como este se dio durante la administración del presidente Franklin Delano Roosevelt, supone un impacto que, por ser un cargo vitalicio, tendrá un impacto generacional. Sus consecuencias —explica el portal— podrán verse reflejados en una multitud de aspectos: desde el propio funcionamiento de la Corte hasta el aborto, el matrimonio igualitario y la polémica ley sobre salud asequible.

¿Qué cambios podrían ocurrir en Estados Unidos con el nombramiento de Barrett y una holgada mayoría conservadora en la Corte Suprema?

Prohibición del aborto en EEUU

Si bien el aborto fue legalizado en Estados Unidos en 1973, el tema está de nuevo a revisión. Según Michael Dorf, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cornell, en el pasado algunos magistrados conservadores ya habían dado a conocer sus intenciones de dar marcha atrás con esta política.

“Creo que es muy probable que la Corte debilite el derecho al aborto e, incluso, creo que hay muchas probabilidades de que lo prohíba completamente”, declaró el experto.

Durante las audiencias para su confirmación ante el Senado Amy Coney Barrett, una devota católica que se opone al aborto, se negó a dar su opinión sobre el tema pero sí confirmó haber firmado, al menos, dos manifiestos públicos en contra de ello. En una de las ocasiones lo hizo como parte del equipo docente de la facultad de Derecho de la Universidad de Notre Dame, en un texto que reafirmaba el compromiso de la casa de altos estudios “con el derecho a la vida”.

Matrimonio igualitario

El matrimonio igualitario fue aprobado en 2015, tras una sentencia que abolió todas las leyes estatales que lo prohibía.

“Es improbable que la Corte Suprema revoque su decisión de hace apenas unos años”, manifestó Russell Wheeler, investigador principal sobre estudios gubernamentales del Brookings Institution. “Seguro que habrá muchas demandas sobre estos temas”.

Michael Dorf, por su parte, tampoco cree que el matrimonio igualitario vaya a ser anulado por la Corte. Sin embargo, es sabido que recientemente, dos magistrados expresaron su interés por volver a “revisar” el tema.

Obamacare

Desde que la Ley de Cuidados de Salud Asequibles —conocida popularmente como Obamacare— fuera aprobada en 2010, el partido Republicano la ha intentado anular. Incluso, en 2016, Donald Trump fue electo con la promesa de que iba a “derogar” la legislación. Aunque no lo consiguió del todo, sí logró debilitar algunos de sus pilares.

En noviembre, la Corte Suprema tiene previsto revisar una demanda presentada por 18 fiscales generales republicanos.

“Hay la duda de si habrá cinco votos que coincidan con el tribunal inferior en considerar que toda la ley es inconstitucional. Mucha gente cree que es improbable que eso ocurra pues se trataría de una lectura extrema de la ley”, subrayó Wheeler.

“De todas formas, es posible que la deroguen. Después de todo, una corte de apelaciones aceptó sus argumentos así que no se puede descartar que cinco magistrados hagan lo mismo”, apuntó Dorf.

La polémica candidatura de Barrett

Vale recordar que la nominación y subsiguiente confirmación de Barrett estuvo envuelta en una gran polémica. Su candidatura, según varios expertos, fue llevada adelante de forma unilateral —a pocas semanas de las elecciones presidenciales— y contando únicamente con los votos republicanos.

El proceso, por tanto, fue cuestionado por representantes Demócrata quienes recordaron cómo en 2016 los republicanos bloquearon la confirmación del juez Merrick Garland, nominado por el entonces presidente Obama, bajo el argumento de que al ser año electoral había que esperar hasta después de los comicios.

“Se rompe con una de las normas de la política estadounidense de que, hasta cierto punto, las designaciones en el Poder Judicial deben contar con apoyo bipartidista y, en alguna medida, deben reflejar un consenso”, señaló Wheeler.

“Eso solía ser así cuando se necesitaban 60 de 100 votos en el Senado para confirmar a un magistrado y, mayormente, los presidentes nominaban a personas con quienes coincidían ideológicamente pero que no eran extremistas”, agregó. “Creo que esto reducirá la legitimidad de la Corte”.

“Ahora, que tenemos un país que parece inclinado a elegir un presidente que se ubica a la izquierda del centro, los republicanos corrieron a nombrar una magistrada muy conservadora cuya visión sobre temas difíciles como el aborto o el control de armas no coinciden con la de la mayoría de la sociedad (…) Si esos seis magistrados conservadores se convierten en un obstáculo en el camino de las leyes que la mayor parte de los ciudadanos quieren ver, la legitimidad de la Corte puede resultar seriamente cuestionada”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top