Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Seguridad del Estado refuerza vigilancia a la periodista Camila Acosta

Noticias de Cuba

Seguridad del Estado refuerza vigilancia a la periodista Camila Acosta

Ante la cercanía del 15N, el régimen aumentó su vigilancia.

La periodista independiente Camila Acosta es detenida frente al Mincult

Camila Acosta denuncia aumento en la vigilancia de su vivienda. (Foto: Camila Acosta-Facebook)

La periodista independiente Camila Acosta lleva más de 118 días de reclusión domiciliaria en espera de juicio por reportar las protestas del 11J. Ante la cercanía de la Marcha Cívica por el Cambio, la Seguridad del Estado aumentó su vigilancia.

“Desde hace dos días la vigilancia está más agresiva y durante 24 horas. Hoy hay alrededor de 5 jóvenes vestidos de civil, además de la patrulla policial”, contó la reportera en Twitter, donde lamentó que sus represores fueran tan jóvenes.

Comentó que por su apariencia, quienes la vigilan deben ser estudiantes de alguna escuela del Minint o del Servicio Militar. “A cada rato un oficial viene en moto a supervisarlos”, aseguró.

Acosta asegura estar consciente de que el cerco alrededor de su vivienda sería reforzado antes del 15N, pero confiesa la duele ver a personas de esa edad siguiendo el juego de la dictadura. “Seguramente ni siquiera saben mi nombre, solo les enseñaron una foto mía y les dieron la orden de ‘combatir a esa mercenaria’”.

La periodista probablemente no pueda salir a protestas a las calles, pero desde su casa mostrará su apoyo a la convocatoria del grupo Archipiélago. “Me consuela saber que mi teléfono sería solo uno más, como aquel #11J, y que no lograrán impedir que se sepa lo que suceda”.

Camila tiene un proceso penal abierto por los supuestos delitos de “desorden público” e “instigación a delinquir”. Por ello podría ser sancionada con privación de libertad de tres meses a un año.

Hace un tiempo la reportera calculó cuánto cuesta su vigilancia, aproximadamente, al gobierno cubano. Según contó cada día ubican en los alrededores de su vivienda a cinco personas, lo cual logísticamente supone como mínimo 50 mil pesos.

“Serían 150 comidas y meriendas al mes como mínimo, y unos 20 salarios pagados por el régimen. A eso se suman los gastos de combustible para las motos de los oficiales de la Seguridad y las patrullas que, además, me siguen en todo el trayecto por La Habana cuando he necesitado reunirme con mi abogado”, señaló.

Reflexionó que si el régimen pusiera a esas personas a trabajar la tierra, en lugar de a reprimir, “no tendríamos tanta hambre. Triste prestarse para algo tan bajo y tan mezquino”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Alex Otaola en su exitoso programa Hola! Ota-Ola
To Top