Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Ser anciano en Venezuela se ha convertido en un verdadero martirio

Mundo

Ser anciano en Venezuela se ha convertido en un verdadero martirio

Los ciudadanos de la tercera edad sufren por el abandono, falta de alimentos y escasez de medicinas esenciales

Ser anciano en Venezuela se ha convertido en un verdadero martirio

Las personas de la tercera edad sufren por las crisis. (EL ESTÍMULO)

Los residentes de la Casa Hogar Madre Teresa en las afueras de Caracas, reflexionan sobre la situación actual de su nación, que ha afectado fuertemente sus vidas.

Las crisis han hecho de Venezuela un mal lugar para envejecer.

Inflación, escasez de alimentos, altos precios en comida, servicios, entre otros problemas, han impactada la vida de los ciudadanos, en especial, de la tercera edad.

De acuerdo a la Federación de Farmacéuticos de Venezuela, aproximadamente el 85% de los medicamentos escasea.

Baudilio Vega, encargado de la casa hogar, y su equipo de voluntarios, luchan cada día para poder alimentar a las casi 80 personas que viven en el albergue.

“Si no tuviéramos este lugar, ¿cuántas de estas personas estarían muertas o en la calle? […] Gracias a Dios, aquí están vivos. No son cinco estrellas, pero al menos sobreviven”, dijo Baudilio Vega.

Tristemente, muchas familias abandonaron a sus parientes de la tercera edad, pero la razón no ha sido que fueran “indeseables” o una carga, el motivo es mucho más triste que ese. Cada familia debió elegir entre alimentar a los niños o a los ancianos.

Victoria Madriz, de 74 años de edad, ha sido residente de la casa hogar desde hace 10 años. Viuda y con una hija que salió del país para poder encontrar mejores oportunidades, tuvo que mudarse a casa de su hermano, pero no paso mucho tiempo para que se dieran cuenta que no tenían el dinero ni el espacio para ayudarla.

“Había mucha gente en la casa […] Los hijos de mi hermano y sus hijos, y era demasiado […] Puedo entender, pero es difícil”, dijo la mujer, en cuya

Las Naciones Unidas, estiman que 3,6 millones de personas han huido de Venezuela, a causa de la crisis económica, pero se ven en la necesidad de abandonar a sus padres o abuelos, ya que no pueden costear sus gastos.

En el hogar Madre Teresa, la mayoría de los residentes tienen entre 60 y 84 años de edad, quienes acuden al albergue para pedir un lugar donde dormir y alimentos.

Baudillo explica que la casa hogar depende de las donaciones, gracias a las cuales pueden conseguir alimentos básicos como huevos o arroz.

El panorama hace que los venezolanos eviten su jubilación, cuyas pensiones a duras penas alcanzan los 7 dólares al mes. Nadie en el país tiene deseos de jubilarse.

“Tenía muchas expectativas de una buena jubilación porque tenía un buen trabajo e ingresos”, relata Omar Ochoa, de 74 años. Omar era trabajador en la industria del cuero, quien nunca espero acabar en esta situación.

Ambas piernas amputadas a causa de una diabetes que no recibió el tratamiento adecuado, sus hijos viviendo fuera del país desde hace años, los pocos familiares que le quedan, no pueden ayudarlo, sin dinero ni ayuda, la casa hogar es todo lo que le queda.

Baudillo se esfuerza por alimentar a sus “invitados”, como suele llamar a los ancianos que viven en el albergue. Muchos de los alimentos que logra conseguir, fueron donaciones de los restaurantes locales. Las personas también donan algo de dinero, pero con el aumento de la crisis económica, las donaciones son cada vez menos.

Pero el gran problema es la falta de medicamentos; con residentes que padecen alzhéimer, Párkinson, diabetes, cáncer o demencia, – todas enfermedades comunes a esta edad -, la necesidad de medicinas es imperante, pero estas escasean aún más que los alimentos.

Al preguntarle que medicamentos tenía a su disposición dijo;

“Prácticamente ninguno […] Yo mismo tengo diabetes, pero no he tenido insulina en dos años. Si tuviera algo, se la daría a nuestros huéspedes que tienen diabetes. Pero no tenemos ninguna”.

Sin embargo, se mantiene firme y asegura no defraudará a los ancianos, ya que dedicará cada día a poder ayudarlos. Lo único que pide es un cambio en el país, que permita que salgan de esta situación.

“Insto a Venezuela a que deje que llegue la ayuda humanitaria. Necesitamos la comida, la medicina, en lugar de comprar armas, necesitamos medicinas y comida”.

Con información de CNN en Español 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

1 Comentario

1 Comment

  1. Avatar

    Agustin Rojas

    7 mayo, 2019 at 5:47 pm

    interesante como el pueblo norteamericano quiere vivir en el socialismo, «green deal» «medicare para todos»(en realidad es medicare para nadie)
    lo que han estado repartiendo en latinoamerica desde 1960, ahora lo quieren internamente

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

To Top