VEA EN VIVO: El primer debate presidencial entre Trump y Biden”
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

¡Susana Pérez está de cumpleaños!

Farándula

¡Susana Pérez está de cumpleaños!

La actriz cubana cumple 68 años

Susana Pérez

Susana Pérez, actriz cubana.(Foto: Susana Pérez – Instagram)

La reconocida actriz Susana Pérez, uno de los rostros más conocidos del cine, el teatro y la televisión en Cuba, está cumpliendo 68 años de edad este lunes 25 de mayo.

Susana nació en Marianao, La Habana, en 1952 y comenzó sus estudios artísticos en la Escuela de Formación de Actores del Instituto Cubano de Radiodifusión en 1971.

Debutó en el 72 como locutora de cabina y luego como actriz sustituta en la Televisión Cubana. A partir de esa fecha ha sido primera figura en más de 30 telenovelas, seriales y teleseries, en las que se ha distinguido por sus magníficas actuaciones.

Tiene dos hijos: Vanessa Domínguez (24 de julio de 1970) y Roberto Álvarez (26 de abril de 1976); este último otra de las caras más conocidas en los últimos tiempos por exigir la libertad de Cuba.

Tan popular llegó a ser Susana Pérez en esa época que ganó el premio Girasol de la popularidad, otorgado por la Revista Opina, como la actriz de televisión más amada por el público cubano entre los años 1980 y 1986.

Su talento la llevó a hacer suyos inolvidables papeles protagónicos como el de la joven Charito en la telenovela Sol de Batey o el de la carismática empresaria cubana en la telenovela Balcón de los Helechos, por solo mencionar algunos.

View this post on Instagram

#tbt. Sol de batey. Charito Guzmán

A post shared by Susana Perez (@ladivaperez52) on

El cine cubano, por supuesto, también ha contado con su colaboración. Ha desarrollado su talento asimismo como conductora de radio, televisión y espectáculos, directora de teleplays, cuentos, teleteatros, unipersonales y videoclips.

Ha realizado innumerables doblajes de diferentes documentales, dibujos animados, y en las series brasileñas.

Desde febrero de 2008 decidió radicarse en la ciudad de Miami, para allí trabajar y vivir con su hija y su primera nieta.

Susana ha hecho igualmente se ha sumado a la lucha del exilio por un cambio en Cuba.

View this post on Instagram

Reclamos a la Revolución cubana. Le reclamo 55 años de frustración. Le reclamo las rosas del jardín de mi escuela de monjas donde aprendí a leer y escribir, a sentarme a la mesa y manejar cubiertos y a compartir el pan.Ya no están ni las rosas, ni el jardín,ni las mesas, ni los cubiertos, ni el pan. Le reclamo las ventanas de mi secundaria, las pizarras dobles, el taller de educación laboral que ya no existen. Le reclamo todas las Escuelas al campo, mi fiesta de 15 cumplidos en medio de un cañaveral en lo más recóndito de Camagüey. Le reclamo los cientos de horas de trabajo voluntario completamente inútiles. Le reclamo a mi padre que se creyó el cuento de que la revolución era más importante que la familia y cambió a su mujer por la Patria y se murió lleno de decepciones inconfesadas. Le reclamo los actos de repudio, el terror en los ojos de los que los padecieron. Le reclamo los fusilamientos, los miles de muertos en el mar, el trasbordador 13 de marzo,la rectificación de errores q no rectificó nada,los apagones, el calor y los mosquitos, el hambre, la úlcera mia y la de mi hijo, los años de beca de mi hija, la familia separada y sin poder comunicarse. Le reclamo el miedo que me impidió dar un paso hacia el hombre que amaba en ese momento, ese miedo que me empujó hacia atrás por la simple idea de no saber cuándo volvería a ver a mis hijos.Ese miedo que te obligaba a callar, a morderte la lengua, a fingir, a engañar y a engañarte, ese miedo que te llevaba a ser hipócrita y a traicionarte a ti mismo.Ese miedo que pasa a formar parte de la sangre de cada cubano y que todavía nos pone nerviosos en los aeropuertos. Ese miedo que te paraliza, ese miedo que te corroe el alma y los huesos. Ese miedo que permite que abusen de ti hasta que un día decides dar el portazo final y el miedo poco a poco, muy lentamente va desapareciendo y entonces se convierte en rabia y gritas, golpeas cazuelas, te manifiestas pero sobre todo decides que no puedes volver al lugar donde violaron tus sueños.

A post shared by Susana Perez (@ladivaperez52) on

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top