Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Tras 22 años de cárcel, preso político cubano Ernesto Borges puede visitar su casa

Noticias de Cuba

Tras 22 años de cárcel, preso político cubano Ernesto Borges puede visitar su casa

Fue condenado a 30 años de prisión por espionaje en 1998

Ernesto Borges joven y ahora saliendo para visitar su casa tras 22 años de cárcel. (Payo Libre/Facebook José Lino Asencio).

Luego de 22 años de encierro, el gobierno de Cuba le otorgó al preso político Ernesto Borges Pérez un permiso para visitar su casa, aunque se trata de una salida corta y llena de restricciones.

El padre del prisionero, Raúl Borges, indicó a Radio Televisión Martí que se trata de un “momento muy feliz”, aunque lamentó que la madre de Ernesto no llegara a verlo “en un entorno que no fuera la prisión”, pues falleció en febrero de este año.

“Ha sido un sufrimiento acumulado en estos años”, señaló el padre tras recordar que su hijo entró a prisión con 32 años y ahora tiene 54, recibiendo apenas y por primera vez un pase para que visite su familia y su casa.

El preso político es un ex oficial de la inteligencia cubana, condenado en 1998 a 30 años de prisión por espiar para Estados Unidos.

Según las leyes cubanas, un preso militar puede optar por la libertad condicional al cumplir un tercio de la condena, sin embargo, esto nunca se le otorgó a Borges Pérez, pese a las insistentes peticiones de la familia.

Hasta ahora, el único “beneficio” que las autoridades le han facilitado al prisionero fue “cambiarlo del régimen de máxima seguridad a mínima, que le da el derecho a pases familiares”, indicó el padre.

El padre del prisionero enfatiza que, pese a la negativa a darle la libertad, no va a cesar en “el empeño de reclamarla”.

“La racionalidad debe imperar por encima de la represión y Ernesto, al igual que los que están en condiciones similares, deben ser puestos en libertad”, señaló el padre.

El pase para que Ernesto visite su hogar es del 26 al 30 de este mes y entre sus restricciones están que no puede hacer política públicamente, no debe dar declaraciones y debe evitar trasladarse debido al riesgo de COVID-19.

Ernesto requiere de atención médica especializada y necesita cirugía, también padece cataratas, sin embargo, se niega a dejarse operar mientras esté preso.

Su padre enfatizó la fortaleza espiritual de Ernesto y destacó que “él siempre ha tenido tiempo para todo el mundo, por eso es un líder”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top