CAFÉ LA LLAVE a 99 centavos CORRE QUE SE ACABA
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Un jubilado holandés donó a Cuba 100 mil espejuelos

Noticias de Cuba

Un jubilado holandés donó a Cuba 100 mil espejuelos

Hoffman también apadrina hogares de niños sin amparo filial y dona equipamientos médicos a los hospitales

Martin Hoffman

Hoffman también apadrina hogares de niños sin amparo filial (CUBADEBATE)

Un jubilado de Lemmer, Holanda, ha donado más de 100.000 espejuelos a ópticas de Cuba, como parte de una labor humanitaria que realiza desde hace ya más de 20 años, principalmente en la ciudad de Holguín, informó Cubadebate.

Martin Hoffman, un ex vendedor de joyas de 80 años, forma parte del grupo solidario holandés Cuba Care, del cual es coordinador y con el que ha logrado trasladar a la Isla numerosos equipamientos médicos, así como accesorios para personas con discapacidades.

“Acá me he centrado en ayudar a Ópticas y luego en apoyar a casas de niños sin amparo familiar, además de al hospital Lenin, el Pediátrico y el Banco de Sangre”, relató Hoffman, quien donó riñones artificiales y sillas de ruedas al Lenin; varios ultrasonidos doppler al Pediátrico y aparatos auditivos a una escuela de niños sordomudos.

El jubilado contó que viajó por primera vez a Cuba en 1998. Como turista y junto a su hija Martine, Hoffman se enamoró de la ciudad de Holguín, donde asegura que presenció “mucha amistad y sinceridad, mucha alegría en el pueblo, a pesar de los problemas económicos de los noventa”.

“Después de esa estancia, he estado entre 45 o 46 veces aquí. Me gusta mucho la Ciudad de los Parques y su gente”, confesó.

Antes de jubilarse, Hoffman se dedicó durante mucho tiempo a vender anillos de boda en una compañía. Su niñez se vio impactada por las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, coyuntura que lo obligó a pasar buena parte de su infancia en un orfanato. A eso se debe, según dijo, su apego con los niños sin amparo.

El ex comerciante explica que los niños que visita en los hogares para infantes sin amparo familiar le “abren el corazón”. “Y me asombra el amor con que los trabajadores de esos centros los atienden, con mucha paciencia y ternura”, dijo.

“Desde mi primer encuentro con ellos, hasta la actualidad, han pasado muchos años, y ya son hombres y mujeres en algunos casos, son personas de bien. Traje a mis tres nietos a la casa de niños sin amparo y ellos también se sensibilizaron con los muchachos, lloraron incluso. Mis nietos quieren continuar la ayuda a través de Cuba Care, se han enamorado, igualmente, de Cuba”.

 

Escríbenos al +1 (786) 725-1960 por Whatsapp para recibir más noticias como esta

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Últimas Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top