Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Una nueva política hacia Cuba no es prioridad en gobierno de Joe Biden

Mundo

Una nueva política hacia Cuba no es prioridad en gobierno de Joe Biden

Fuente anónima revela que Cuba no es prioridad para el presidente de EEUU

Biden firma orden ejecutiva para que se reinstaure el Obamacare

El presidente de EEUU, Joe Biden no contempla ahora cambios en la política de Cuba (Foto: Potus – Facebook)

A diferencia de Donald Trump, expresidente de los Estados Unidos, quien impulsó fuertes medidas para golpear al régimen cubano, el gobierno del mandatario Joe Biden, no contempla en sus prioridades, promover algún cambio en la política hacia Cuba.

Las medidas que fomentó Trump si bien cercaron al gobierno castrista, también golpearon duramente la economía cubana, por lo que, hasta ahora, en el nuevo gobierno estadounidense no hay pretención de fomentar cambios políticos en la isla.

Así lo aseguró este viernes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, cuando fue consultada durante su rueda de prensa diaria, para que opinase sobre el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), en el que se espera la despedida política del primer secretario de la formación, Raúl Castro.

La portavoz norteamericana no hizo comentarios sobre ese congreso ni tampoco habló de Castro, pero sí afirmó que “un cambio en la política hacia Cuba o la toma de medidas adicionales no está ahora mismo entre las principales prioridades de la política exterior del presidente” Biden.

Para dar más firmeza a esta posición, un alto cargo del Gobierno de Biden, que pidió no ser mencionado, confirmó después a la agencia EFE que Biden no considera a Cuba una prioridad, pero sí quiere “hacer de los derechos humanos un pilar fundamental de su política exterior”.

De allí que, a la espera de promover el respeto por los DDHH en la isla, el gobierno de EEUU quiere  “redoblar” la atención al tema en todo el continente americano.

La fuente anónima asomó que que la Casa Blanca sí está comprometida a “revisar las políticas que se decidieron en la anterior Administración, incluida la decisión de designar a Cuba como Estado patrocinador del terrorismo”.

Esta sería una decisión que echaría por tierra, la última medida que tomó el gobierno de Donald Trump cuando le faltaban nueve días para entregar su mandato. Y es que el exmandatario tomó la decisión de devolver a Cuba a ese listado, del que salió en 2015 con el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), durante el “deshielo” de la relación bilateral.

La inclusión en esa lista de terrorismo implica fuertes obstáculos para el comercio y más sanciones, aunque sobre Cuba ya pesaban todas esas restricciones antes de formar parte de ella, debido al embargo.

En ese sentido, la diferencia del gobierno de Biden se hace bastante marcada respecto a Trump, quien a lo largo de sus cuatro años en el poder, impuso numerosas sanciones a sectores estratégicos de Cuba que deterioraron la ya maltrecha economía cubana, inmersa en su peor crisis en tres décadas.

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top