Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“¡Uy qué miedo, un libro infantil!”: Gobierno cubano decomisa libro para niños por “subversivo”

Noticias de Cuba

“¡Uy qué miedo, un libro infantil!”: Gobierno cubano decomisa libro para niños por “subversivo”

El libro es una alegoría a la situación que atraviesa Cuba, por lo que su autor fue acusado de disidente

Libro infantil censurado en Cuba. (Andrés Gómez Quevedo Facebook).

El gobierno de Cuba censuró el libro infantil “Los árboles que querían volar”, del escritor cubano Andrés Gómez Quevedo, por considerarlo un contenido “subversivo”.

El libro fue publicado en diciembre de 2020 por la editorial Publish Way, pero el autor ya lo tenía escrito desde hace 6 años. En entrevista para Diario de Cuba, Gómez Quevedo contó que envió ejemplares de su obra a sus allegados en San Luis, Santiago de Cuba, “que fue donde crecí”.

Al parecer, alguien reportó la obra con las autoridades, que emprendieron una persecución contra su familia y amigos.

“Sospecho de una vecina de mi papá, una profesora retirada que tiene fama de ser informante o chivata, como le decimos comúnmente. Ella convenció a mi papá de prestarle la novela que él con orgullo había recibido”, explicó el escritor.

A unos días de haberle prestado la obra a la mujer, el padre de Gómez Quevedo fue citado a una estación de Policía. “Él creía que lo habían llamado porque trabaja en Educación Municipal, atendiendo los asuntos de salud escolar”, dijo el autor.

Sin embargo, la citación era para hablar de la novela de su hijo, que fue acusado de ser un “asalariado de la disidencia”.

Gómez Quevedo explicó que a su padre lo obligaron a decir cuántas personas habían recibido el libro, para así recoger todos los ejemplares por considerarlo “subversivo”.

“Luego, comenzaron a ir a las casas de mis familiares y amigos que ya me habían escrito contentos de tener los ejemplares de novela, y se los quitaron. A un amigo incluso le advirtieron que si no entregaba el libro le harían la vida imposible”, indicó el escritor.

Gómez Quevedo llegó a sentir paranoia por el episodio represivo, pues las autoridades hostigaron a su padre pese a que es un miembro del Partido Comunista de Cuba (PCC).

“Iban en serio cuando dijeron que los recogerían todos. Pensé que tendrían un stop o algo. Repito, ahora la realidad es una parodia de la novela que parodia la realidad. Qué absurdo. ¡Uy qué miedo! ¡Un libro infantil”, escribió el autor en su perfil de Facebook el pasado 11 de abril.

En ese sentido, señaló que espera que tras el decomiso de los libros no haya más represalias para él y su familia.

“A veces creo que pueden llevarme en cualquier momento y no quisiera que mis padres pasaran por un disgusto más”, lamentó.

Los árboles que querían volar cuenta la historia de cinco árboles que querían escapar de su tierra por no soportar las leyes de su opresivo rey, por lo que buscan polvo de hadas –prohibido por las autoridades –y con otros personajes enfrentarán la persecución de las mismas.

Aunque la historia es una clara alegoría a la situación que enfrentan los cubanos en la Isla, el libro mantiene el tono infantil, siendo una colorida historia para todas las edades.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top