¡Una semana en Punta Cana por solo 850 dólares! Los precios del mercado caen
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Vivir del Cuento” estrena uno de los capítulos más críticos contra la censura en Cuba

Noticias de Cuba

“Vivir del Cuento” estrena uno de los capítulos más críticos contra la censura en Cuba

Los personajes fueron más allá de las palabras y portaron frases como “no voy a esperar que nadie cambie, yo ya cambié”

“Vivir del Cuento” tiene uno de los capítulos más críticos contra la censura en Cuba

“Vivir del Cuento” tiene uno de los capítulos más críticos contra la censura en Cuba. (Foto: Captura de YouTube)

El programa humorístico Vivir del Cuento tuvo este lunes 9 de agosto una de las emisiones más críticas hacia la realidad cubana actual, apuntando su dardo a la censura artística que sufren los cubanos, que por decreto y bajo la miranda desafiante de los funcionarios del Ministerio de Cultura (Mincult) no pueden expresar a plenitud su creación.

Bajo el título de Titiriteros, Pánfilo y sus vecinos emprenden la realización de una obra artística con títeres para presentarla ante una visita del “nivel central”, pero todo el guion es revisado y censurado por el “presidente del consejo de vecinos”.

La obra con títeres exponía los problemas cotidianos de la sociedad cubana. Por ejemplo, el personaje de Chacón preguntó “cuándo iban a comenzar con la venta de dólares a 24 CUP”, pero le respondieron con un rotundo silencio.

Las palabras no fueron el único medio de crítica encontrado por el elenco del programa. El personaje de Isidoro portaba una camiseta negra con letras en blanco que decían: “No voy a esperar que las cosas cambien. Yo ya cambié”.

La referencia es implícita al conflicto para poder montar la obra de títeres en la casa de Pánfilo, pues había que esperar la aprobación del guion por parte de las autoridades, ya que a juicio del directivo (Leoncio), encarnado por el actor René de la Cruz, la crítica mediante el humor puede prestarse para el “choteo” y eso no es bien visto.

“Cuando se mezcla el humor con la actualidad, el resultado algunas veces es el choteíto, la burla, usted me entiende, empiezan a entronizarse estereotipos. Se ridiculizan determinados patrones y se abusa de lo peor de todo: la crítica”, le dijo Leoncio a Pánfilo en una reunión privada para aclarar el camino que debía tomar la obra de títeres.

En la escena, Pánfilo se pregunta si la crítica constructiva es mala, pues en su opinión el humor ayuda a “desenmascarar determinados problemas serios que tiene la sociedad, y también emite un mensaje que hace reflexionar a las personas”.

“No es criticar por criticar. Es criticar a las personas que trabajan mal y que están cuidando su puesto”, reflexionó Pánfilo.

Los dirigentes hacen oídos sordos y le contestan que “dé rienda suelta a la creatividad, pero cuidando ciertos detallitos. Usted sabe”.

Luego del estallido social del 11 de julio, el programa humorístico dejó de salir al aire, al igual que otros espacios habituales de la televisión cubana, pues sus horas de transmisión fueron ocupadas por programas de propaganda, donde el régimen incrementó su discurso oficial tildando de “delincuentes” a los que participaron en las manifestaciones antigubernamentales.

En ese momento, Luis Silva (Pánfilo) utilizó sus redes sociales para pedir el cese de la represión y de las golpizas que los cuerpos policiales han infundido a esa parte del pueblo que piensa diferente. Silva dijo claramente que se posicionaba del lado del pueblo cubano, con un profundo respeto para el pensamiento de todos.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top