Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Activistas LGBT+ cuestionan beneficios del nuevo hotel “gay friendly” en La Habana

Noticias de Cuba

Activistas LGBT+ cuestionan beneficios del nuevo hotel “gay friendly” en La Habana

Sin empleados LGBTQ+, ni ganancias dedicadas a la causa, se preguntan cuál es exactamente su ayuda a la comunidad

Cuestionan inclusión del nuevo Hotel para LGBT+. (Hotel Telégrafo-Facebook).

Cuestionan inclusión del nuevo Hotel para LGBT+. (Hotel Telégrafo-Facebook).

El grupo hotelero Gaviota, propiedad del consorcio militar cubano GAESA, anunció este lunes la apertura del primer hotel “para la comunidad LGBT+” en Cuba, aunque para los activistas de esta causa no queda muy claro qué lo hace “gay friendly”.

Según reseña un reportaje de Diario de Cuba, la noticia ha levantado indignación entre la comunidad sexodiversa de La Habana y es vista como una estrategia publicitaria para obtener más divisas, sin que represente un verdadero avance.

“Es una falta de respeto grandísima. Hoy lo que deberían anunciar es que el nuevo Código de las Familias no será sometido a un referendo, que las personas trans tendrán finalmente una Ley de Identidad de Género”, dijo el activista Raúl Soublett, fundador de la Alianza Afro-Cubana.

Soublett, que ha sufrido acoso homofóbico por parte de la Seguridad del Estado, consideró que en el Día Internacional del Orgullo LGTB+, celebrado este 28 de junio, quedaron en evidencia las verdaderas prioridades de Cuba: “Dinero, dinero y dinero”

“¡Menos hoteles y más derechos! ¡Hoteles para todas las personas! Garanticen leyes que nos protejan de la discriminación y la violencia”, exigió.

El Hotel Telégrafo será el primero en La Habana destinado a la comunidad LGBT+, pero “¿cuántas personas trans son trabajadores del hotel?, preguntó Yosbel Sarduy en la página del Cenesex.

“¿A cuántos se les capacitó para que trabajaran en el turismo y no tuvieran que someterse a la prostitución (apunto que no critico a quien lo hace, es la profesión más antigua del mundo, pero debería ser una opción más entre muchas, no la única) para sobrevivir?, ¿Por qué solamente los contratan en salud, cultura o centros nocturnos?”, agregó.

“¿Qué personas tendrán la oportunidad de trabajo aquí? ¿Tendrán espacio para las comunidades afrodescendiente LGBTIQ+? ¿Más en MLC (Moneda Libremente Convertible)?”, preguntó Diarenis Calderón.

“¿Los ingresos serán destinados a ayudar a la comunidad LGBTIQ+ cubana? Necesitamos derechos y garantías civiles, no otra estrategia de falsa inclusión para recaudar divisas desde otro nicho de mercado”, expresó por su parte Laura Bustillo.

También varios señalaron la realidad de los miembros de la comunidad LGBT+, en especial de la comunidad trans, quienes sufren grandes índices de discriminación laboral, y por tanto sus ingresos económicos son reducidos.

“¿Cuántos cubanos LGBTIQ+ podrían pagar una noche allí? Hotel para que se incremente todo lo que atrae el turismo y que en Cuba se penaliza con años de cárcel. Por eso mismo es que la mayoría de la comunidad LGBTIQ+ en Cuba no cree en ustedes, por eso mismo es que esa misma mayoría dice que ustedes no los representan”, expresó la activista trans Kiriam Gutiérrez.

El centro dirigido por la hija del dictador Raúl Castro respondió a algunos de los cuestionamientos, pero siempre sin ser concluyente.

“Cenesex aún está en los inicios del proceso de coordinación para brindar capacitaciones, donde tenemos en cuenta cuestiones que usted señala”, dijo a quienes preguntaron por los empleados miembros de la comunidad.

También indicaron que los precios de sus habitaciones serán correspondientes con la de los demás hoteles de Cuba, lo que lo vuelve inaccesible, no solo para miembros de la comunidad LGBT+ cubana, sino para la mayoría de los habitantes de la Isla.

Por último, señaló que será un “hotel inclusivo”, tanto para la comunidad LGBT+ “como para quien desee compartir espacios comunes con personas diversas”, lo que básicamente da a entender que el único “beneficio” directo que obtiene la comunidad con su apertura, es que no se les discrimine y se les permita hospedarse en el hotel.

Lo cierto es que el respeto a las identidades individuales debería estar garantizado por defecto en cualquier establecimiento. Y lo que hace que esta propuesta suene más dañina que beneficiosa es el empeño de las autoridades por resaltar el hotel como un espacio en el que todos serán “bien recibidos”, independientemente de su orientación sexual.

Danos Me Gusta en Facebook y mantente informado

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top