Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Aniversario del “Maleconazo”: Una comparación con las protestas del 11J

Noticias de Cuba

Aniversario del “Maleconazo”: Una comparación con las protestas del 11J

Ambos estallidos sociales han demostrado que la unión de la ciudadanía sí inquieta a sus dirigentes

Maleconazo de 1994 en La Habana. (Wikipedia).

Maleconazo de 1994 en La Habana. (Foto: Wikipedia)

En el verano de 1994 se vivió la mayor protesta social registrada en Cuba hasta el 11 de julio de este año, conocido como “Maleconazo”, que ese 5 de agosto reflejó el descontento de una ciudadanía sumida en la crisis económica, la hambruna y la desesperación.

A 27 años del hecho, la situación en la Isla parece no haber cambiado y un nuevo levantamiento social se suscitó en las calles, ya no solo de La Habana, sino de 49 ciudades de provincias de todo el territorio nacional.

Los contextos de ambos levantamientos son similares. La gran diferencia radica en la respuesta de la población, pues el gobierno en ambos casos optó por la represión violenta contra sus ciudadanos.

El breve estallido social del Maleconazo

El conocido Maleconazo tuvo lugar el 5 de agosto de 1994, en medio de la mayor crisis económica de la historia de Cuba, el llamado “periodo especial”.

Entre la escasez de comida y medicinas, apagones constantes y la falta de soluciones o explicaciones convincentes por parte de las autoridades, cientos de cubanos se dieron cita en el malecón de La Habana para protestar.

Esta revuelta fue el mayor acto masivo desde el triunfo de la revolución cubana, en 1959, y en ella ocurrieron también algunos disturbios. Ante la euforia de enfrentarse por primera vez a las autoridades, algunos rompieron escaparates, saquearon negocios y dañaron propiedades.

Pronto los manifestantes fueron reprimidos por las autoridades, por lo que combatieron a los oficiales de policía con palos y piedras, mientras sufrían ellos también los golpes y las detenciones.

El movimiento fue tan grande, aún en tiempos sin redes sociales para difundir lo que estaba pasando, que la represión no se detuvo en los “mandos chicos” del régimen.

Tan solo unas horas más tarde, el dictador Fidel Castro acudió en persona a apaciguar la revuelta y exhortó a la gente a “derrotar a los apátridas” que protestaban.

El dirigente comunista también decidió abrir las puertas del país, y decenas de miles tomaron la oportunidad de jugarse la vida en balsas con destino a los Estados Unidos.

El “Maleconazo” se apagó entonces con las promesas del gobierno de una apertura económica que en realidad nunca llegó, y con nuevos acuerdos migratorios con EEUU, algo que el oficialismo sigue celebrando a la fecha como una “victoria” de la revolución.

La llegada de la Ley Pies Secos/Pies Mojados en 1995 también disminuyó la motivación de la población para exigir mejores condiciones de vida en la Isla, pues sus esperanzas fueron puestas en la huida definitiva del país.

Un nuevo “Maleconazo” en el 11J

A casi 30 años de esto, nuevamente el pueblo volvió a salir a las calles, esta vez no solo en la capital, pues con el empuje de las redes sociales la motivación logró propagarse por varias provincias, hasta alcanzar 49 ciudades del territorio nacional.

La nueva revuelta sucedió otra vez en medio de la crisis, la mayor que ha visto en Cuba desde el “periodo especial”, una “situación coyuntural” cuya “temporada” se ha extendido ya por más de dos años.

Las causas del Maleconazo son básicamente las mismas que impulsaron a la población a sublevarse durante el llamado 11J: crisis económica, escasez de alimentos y medicamentos, falta de libertades básicas, pésimos servicios con apagones y falta de agua potable, y nulas oportunidades de crecimiento económico.

Como hace casi tres décadas, el gobierno ha intentado “contentar” a la población con diferentes métodos. Tras casi una semana sin servicio de internet durante las protestas, el monopolio estatal de comunicaciones ETECSA ofreció megas gratis para sus usuarios, como “compensación” por la interrupción “involuntaria”.

En los días siguientes, anunció también la reducción de sus tarifas, lo que había sido una demanda de la población durante años, pero nunca fue escuchada hasta las protestas.

Asimismo, el gobierno ha puesto a disposición de la población alimentos como el pescado, que se encontraba desaparecido de las tiendas cubanas desde hace años.

Todas estas medidas muestran que si la calidad de vida de los cubanos pertenece sin mejorar no es por el embargo estadounidense, sino por voluntad de sus gobernantes, que tras las revueltas han encontrado los medios para “apaciguarlos”, aún con el “bloqueo”, con la pandemia y con todas las situaciones externas.

Aunque en materia migratoria no ha podido realizar avances, debido a la negativa de EEUU, el régimen cubano sí se ha encargado de culpar al país norteamericano por sus carencias, y por financiar supuestamente a la oposición.

A pesar de la minimización de las protestas y la difamación de sus participantes por parte del régimen y la prensa oficialista, lo que ambos casos han demostrado, el Maleconazo y el 11J, es que la unidad del pueblo sí inquieta al gobierno.

Ambos movimientos tienen en común haber puesto en evidencia que solo la presión social, ejercida por la propia población y no por entes externos, consigue resultados contra los abusos del gobierno de Cuba.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

2 Comments

2 Comments

  1. Vicente Morín

    5 agosto, 2021 at 7:51 pm

    Analisis superficial, hay diferencias notables, muy significativas, entre ambos acontecimientos, y las consecuencias también.
    Al menos les doy mi opinión en un artículo publicado bajo mi firma en Cubaencuentro.com

    • Periódico Cubano

      8 agosto, 2021 at 1:23 pm

      Hola, Vicente Morín.
      Solo hemos publicado una pequeña nota para no dejar pasar por alto la fecha. Si gusta nos puede enviar un análisis más profundo y detallado.
      Será un placer publicarlo.
      Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top