Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Burocracia y pretextos: Denuncian obstáculos en Cuba para la producción de cerdo

Noticias de Cuba

Burocracia y pretextos: Denuncian obstáculos en Cuba para la producción de cerdo

Las trabas en los trámites para los productores de carne porcina entorpecen la producción y aumentan la escasez de comida en la Isla

Burocracia y pretextos: Denuncian obstáculos del régimen de Cuba a la producción de cerdo

Burocracia y pretextos: Denuncian obstáculos del régimen de Cuba a la producción de cerdo. (Foto ilustrativa: Periódico Cubano)

Las trabas para producir cerdo impuestas por el gobierno de Cuba, han llevado a la Isla a una escasez de carne sin precedentes en todo el territorio.

Aunque se han registrado casos en que productores de cerdo son detenidos y sus bienes confiscados por el Estado, por supuestos delitos fabricados por el gobierno para quedarse con sus posesiones, hay más prácticas del régimen cubano que entorpecen la producción de carne de cerdo en Cuba.

La denuncia del socio de la cooperativa de créditos y servicios (CCS) “Julio Trigo”, Roberto Montes de Oca Savón, expuso nuevamente el tema, pues exige menos obstáculos legales en ese sentido.

Según contó el cubano residente del poblado El Caney al periódico Juventud Rebelde, exige a la Empresa Porcina de Santiago de Cuba que le permita regresar al negocio.

Montes de Oca contó que está dedicado a la ceba y destete de cerdos desde hace 10 años, junto a la mencionada empresa, aunque terminó sus convenios en 2016 porque se cansó de las irregularidades.

“No siempre se garantiza buena salud a los ejemplares, y menos el medicamento para las enfermedades, ni una secuencia continua del alimento animal con calidad. Además del inadecuado horario para la recogida de los animales a la hora de la entrega y el incorrecto pesaje”, indicó.

También expuso que no hubo discusión del contrato y que no se garantiza la transportación del alimento cuando es demandado por el productor, lo que incide en la muertes de los ejemplares y la conversión de la masa.

Indicó que quiso retomar el negocio en 2019, pero se topó con grandes trabas burocráticas, empezando con la cancelación de un crédito que pidió al Banco Popular de Ahorro, durante cuya espera expiraron los documentos del expediente.

Montes de Oca afirma que cuando los solicitó de nuevo, llegaron los cierres por la pandemia del COVID-19 y ahora teme que cuando terminen le pedirán reiniciar de nuevo los trámites.

Justificaciones de la empresa porcina

Al consultar con la Empresa Porcina de Santiago de Cuba sobre todo lo anterior, ésta justificó las trabas para producir cerdo en Cuba con los “incumplimientos” de los procedimientos legales por parte de Montes de Oca.

El director general, Fernando Marciano Gómez Pérez, explicó que el cubano tenía una deuda de ocho cabezas con 82 kilogramos de carne que no fue saldada hasta el pasado 16 de junio de 2019.

Lo acusó a él de no cumplir con los acuerdos de entrega, cantidad y peso de los cerdos, además de exponer que por la deuda se le informó en su momento que estaba en la posición de pedir otro expediente de Convenio Porcino.

Después se deslindó de la responsabilidad pues la emisión de documentos “no es asunto de Porcino”, además de que tienen su tiempo de vencimiento.

Con esto indica que, aunque Montes de Oca ya pagó la supuesta deuda, tendrá que repetir todo el procedimiento cada vez que la empresa decida rechazarle algún documento.

Escasez de carne de cerdo en Cuba

Estas condiciones, sumadas al riesgo de ser acusados de “corrupción” si en algún momento llegan a tener más ganancias de las que el régimen permite para una sola persona, desmotivan a los productores.

Mientras tanto los cubanos deben seguir padeciendo la escasez de todo tipo de alimentos, pero sobre todo de carne, que solo llega a sus mesas de vez en cuando.

Además de la mala nutrición de los cubanos por la mala administración del gobierno y en este caso por los obstáculos que pone a los posibles productores, los habitantes de Cuba también padecen la exposición en tiempos de pandemia.

Y es que cuando se llega anunciar que hay carne de cerdo en alguna tienda o mercado de Cuba, sin importar en qué zona sea, los cubanos acuden para conseguir aunque sea un poco, con lo que se arman colas de cientos de personas, que pueden rodear manzanas completas y tardar más de seis horas.

Esto sin duda no ocurre así con los dirigentes de la Isla, quienes además de carne de cerdo tienen a su disposición carne de res, mariscos y todo tipo de frutas y vegetales que salen a relucir en banquetes y eventos que sin consideración realizan en medio de la peor crisis económica en Cuba desde 1990.

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top