Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubano con discapacidad visual sobrevive gracias a la caridad de sus vecinos

Noticias de Cuba

Cubano con discapacidad visual sobrevive gracias a la caridad de sus vecinos

El Estado le ha sugerido que se dedique a moler y vender grano, pero no puede dedicarse a eso con la escasez de alimentos en la Isla

Cubano con discapacidad visual pasa hambre, sobrevive gracias a la caridad de sus vecinos

Cubano con discapacidad visual pasa hambre, sobrevive gracias a la caridad de sus vecinos. (Captura de video: CubaNet-Youtube)

Un cubano con discapacidad visual ha quedado desamparado por el gobierno de Cuba, que aunque lo abandonó desde antes de la pandemia de coronavirus, ha visto empeorada su situación en los últimos meses y asegura estar viviendo de la caridad de sus vecinos.

Según reportó el portal CubaNet, previo a la pandemia, Elvio Sánchez Rodríguez había denunciado que el régimen cubano lo despojó de su licencia como cuentapropista, dejándolo sin ningún sustento económico a pesar de su discapacidad visual, por la que tampoco recibe ninguna ayuda.

El cubano se refirió a las autoridades como “indolentes y crueles”, pues sabían que lo dejaban completamente desamparado al quitarle su licencia.

Sin embargo, relata el citado medio que esa denuncia fue hace unos meses y que ahora los estragos de la pandemia se ven reflejados en su físico, con unas 20 libras (10 kilos) menos de peso que en su primera entrevista.

“Estoy viviendo como un mendigo, dependiendo de los vecinos, que por caridad me están ayudando, me da la impresión que para el gobierno no soy un ser humano. Por todos lados plantean que en Cuba no hay desamparados, cosa que es mentira, porque en estos momentos te puedo asegurar que yo como porque los vecinos pagan mi comida”, explicó.

Añadió que aunque el gobierno se jacta de sus programas sociales y de que “mantiene” a los cubanos que lo necesitan, como ancianos y discapacitados, en su caso no recibe ninguna ayuda social, ni tampoco facilidades para encontrar empleo.

“Esa comida que supuestamente seguridad social me da, y digo supuestamente porque tengo que pagarla, y llevo un año y ocho meses sin resolver mi problema laboral, sin dinero, sin nada de que vivir, entonces no entiendo que ayuda me están dando. Si no fuera por los vecinos que son los que realmente se han preocupado por mí, regalándomelo todo, yo estuviera muerto”, denunció.

Elvio se dedicaba a la venta de vísceras de cerdo molida que servían de comida para mascotas, hasta que en 2018 el régimen le canceló su licencia de vendedor por cuenta propia, supuestamente porque el alimento que vendía para perros, podía ocasionar enfermedades en humanos a través de los animales.

“No sé por qué ellos dicen eso, porque se sobreentiende que si el alimento está apto para las personas, o sea lo que es la carne de cerdo, y si las vísceras que yo vendo provienen de estos animales, a los cuales el veterinario les dio el visto bueno para el consumo de las personas, entonces como se entiende que su carne pueda enfermar a las personas. Eso no lo entienden ni ellos mismos, eso solo fue una justificación”, indicó.

Elvió señaló que acudió a todos los niveles de autoridad para reclamar su licencia de cuentapropista, pero aunque incluso le dieron la razón, le explicaron que era “cumplimiento de las leyes”.

“Lo planteé desde el municipio hasta la nacional, he ido a todos los organismos, y me dijeron que lo que yo decía era razonable, pero que en este caso no era un problema de razón y que ellos no podían hacer nada, entonces entendí que era de capricho”, expresó.

Las autoridades le sugirieron cambiar de negocio y él esperaba poder dedicarse a la molida y venta de granos, pero el régimen una vez más le impidió ejercer.

“Me puse contento porque pensé que por fin iba a poder empezar a trabajar, pero cuando llegué a la ONAT (Oficina Nacional de Administración Tributaria) me dijeron que no me podían dar la nueva licencia porque durante el tiempo que estuve sin trabajar adquirí una deuda de casi 5000 pesos. Pero si fueron ellos los que me cancelaron la licencia como es posible que tenga deudas”, cuestionó.

Así permanece el cubano hasta el momento, sin contar con un medio estable de sustento y con limitaciones físicas y burocráticas.

Sin embargo, su caso no es aislado, y las denuncias de cubanos con discapacidad, o que tienen familiares discapacitados, que han sido abandonados por el régimen cubano, son abundantes.

Recientemente, una madre cubana con una hija autista defendió al conductor cubano Alexander Otaola, quien usualmente da voz a este tipo de casos y en el suyo armó una campaña para ayudarlas a ella y su hija pues no tiene tampoco oportunidad de trabajar ya que la menor requiere cuidados de tiempo completo.

En el caso de Elvio no pide asistencialismo del gobierno, sino solo la oportunidad de laborar, pues una deuda como la que le han impuesto es un sinsentido imposible de pagar.

Aunque lleva dos años sin trabajar, intentó llegar a un acuerdo de pago pidiendo a las autoridades pagar el monto en varios plazos, pero las también le negaron esta posibilidad.

“No es mi culpa y me exigen que tengo pagar en efectivo y al contado para darme la licencia. Ninguna institución, desde el municipio hasta la nacional, ha sido capaz de resolver mi problema y me estoy muriendo de hambre”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top