Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubanos en la frontera México-EEUU celebran la reapertura de los procesos de asilo

Noticias de Cuba

Cubanos en la frontera México-EEUU celebran la reapertura de los procesos de asilo

“En casi dos años, es la única noticia positiva que hemos tenido”, declaró el holguinero Luis Hechavarría

Patrulla fronteriza de Estados Unidos (Foto: CBP-Twitter)

El anuncio emitido la semana pasada por la administración de Joe Biden sobre el ingreso a territorio estadounidense de solicitantes de asilo político para la espera del resultado de sus cortes, ha devuelto la esperanza a más de 10 mil migrantes cubanos varados en la frontera de México desde 2019.

“En casi dos años, es la única noticia positiva que hemos tenido”, declaró al portal 14ymedio Luis Hechavarría, quien se encuentra estancado en Ciudad Juárez, Chihuahua. “En la era de Trump todas las noticias eran negativas; todas las órdenes ejecutivas que salían eran para dificultarnos el proceso y dejarnos acá en México, pero ahora se abre un nuevo camino para nosotros”.

Hechavarría, natal de la provincia de Holguín, forma parte de los cerca de 25 mil extranjeros indocumentados que fueron devueltos a México como parte del Protocolo de Protección al Migrante (PPM, por sus siglas en inglés), un programa instaurado mediante el acuerdo entre Donald Trump y su homólogo Andrés Manuel López Obrador.

Algunos cubanos, sumidos en desesperación por la inseguridad característica de las ciudades fronterizas o la falta de trabajo y dinero, decidieron no aguardar por el turno de sus audiencias. Una cifra significativa decidió abandonar la nación azteca y entrar de forma ilegal en territorio estadounidense con bandas de traficantes humanos. Otros, por el contrario, optaron por solicitar la residencia en México.

“Han querido pasar a la fuerza hasta suelo estadounidense y así no sirve. La violación de la seguridad nacional de un país como Estados Unidos es un delito grave y no quiero sumar cargos federales en mi contra”, señaló Luis.

La incertidumebre de las cortes migratorias

Como Hechavarría, varios solicitantes con casos abiertos han podido asistir en una sola ocasión a la Corte y no cuentan con los recursos suficientes para pagar asesoría legal. Un abogado migratorio —detalla— puede llegar a costar entre 6 mil y 8 mil dólares y no garantiza una resolución favorable.

“He conocido personas que han tenido que asistir hasta en cuatro ocasiones, es lamentable y muy estresante esta situación (…) Muchas de esas personas prefieren no volver a presentarse en la frontera para no ser deportadas”, asegura el holguinero, quien salió de Cuba hacia Guyana en 2018 y hace un año y medio trabaja en un restaurante.

“Nosotros nos comportamos bien y solo trabajamos. Si anduviéramos en malos pasos habría más muertos, pero desde que estoy acá solo he escuchado dos asesinatos en nuestra comunidad”.

“Tengo una hija y me vi con 27 años y sin nada en las manos, sin un futuro que darle. En mí permanece siempre el dolor de ese último abrazo y ese último beso”, rememora. “Pero bueno, ya sabes, uno se hace de piedra”.

Un nuevo comienzo

El pasado viernes la administración del demócrata informó que los solicitantes con casos abiertos tendrán la potestad de ingresar a Estados Unidos y esperar ahí, el resultado de sus cortes.

A partir del 19 de febrero, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) comenzará la fase uno de un programa para restaurar el procesamiento seguro y ordenado en nuestra frontera suroeste. DHS comenzará a procesar a los individuos que fueron forzados a permanecer en México bajo el PPM”, reza el texto de la agencia federal.

En el comunicado de la DHS también se alentó a los solicitantes a no tomar ninguna acción antes de tiempo.

“Deben quedarse donde se encuentran en espera de nuevas instrucciones (…) Pronto anunciaremos un proceso de registro virtual al que se podrá acceder desde cualquier lugar. Una vez que se hayan registrado, se les dará información adicional a los individuos que califiquen sobre el lugar y la fecha en que se deben presentar. Las personas no se deben acercar a la frontera hasta que se les instruya que deben hacerlo”.

No es una apertura de frontera

Asimismo, la administración aclaró que esta medida no se traduce en una apertura para nuevos solicitantes de asilo.

“Individuos fuera de Estados Unidos que no fueron retornados a México bajo PPM, o que no cuentan con casos de migración activos ante la corte, no pueden participar en este programa y deberán esperar nuevas instrucciones. De forma similar, aquellos individuos en los Estados Unidos con casos activos de MPP, recibirán instrucciones por separado en el futuro próximo”, explica el documento.

“Los individuos seleccionados solo podrán entrar a través de determinados puertos de entrada y en horarios establecidos”.

“Brindaremos instrucciones en los próximos días sobre cómo los individuos con casos activos de PPM podrán inscribirse de forma remota para continuar su proceso. Aseguraremos el cumplimiento de las leyes de inmigración y adoptaremos las medidas de seguridad fronteriza durante todo el proceso”, detallaron.

¿Cómo será el proceso de entrada?

Por último, tres funcionarios del gobierno de Biden revelaron el jueves algunos de detalles de cómo se llevará a cabo este proceso.

Primero, los migrantes deberán registrarse en organizaciones internacionales, a través de Internet o por vía telefónica, y esperar instrucciones. Dichas entidades, cuyos nombres hasta la fecha se desconocen, estarán a cargo de realizar las pruebas PCR a los indocumentados.

A la par, se habilitarán tres puestos fronterizos en Texas y California para el traslado de los solicitantes. Dos de ellos procesarán 300 personas al día y el tercero tramitará los casos más vulnerables.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top