Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Daniel Ortega gana un quinto mandato y consolida la farsa democrática en Nicaragua

Mundo

Daniel Ortega gana un quinto mandato y consolida la farsa democrática en Nicaragua

El sandinista manipuló el proceso electoral para agregar más años a su dictadura

Daniel Ortega gana un quinto mandato y consolida la farsa democrática en Nicaragua

Daniel Ortega garantiza más años a su dictadura en Nicaragua. (Foto: Presidencia El Salvador – Flickr)

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, consolidó con una “victoria electoral” la farsa democrática que construyó en los últimos meses para asegurar un quinto mandato a su dictadura, que lleva 14 años en el poder.

El Consejo Supremo Electoral de esta nación centroamericana señala que Ortega, como candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), obtuvo el 75% de los votos y el resto de los sufragios se lo dividieron los supuestos opositores a los que se les permitió participar, como parte de una escenografía planeada desde la presidencia para aparentar un proceso democrático.

Los verdaderos opositores que iban a complicar la campaña del sandinista y convencer a la sociedad nicaragüense de votar por un cambio hacia una mejor economía, libertades y respeto a los derechos humanos, terminaron encarcelados o en prisión domiciliaria antes de las elecciones.

Por el hecho de oponerse al régimen sandinista y expresar discursos contrarios a los intereses del presidente, se les acusó de cometer delitos como “menoscabar la independencia y la soberanía”, “incitar la intervención extranjera” o “incitar al odio y la violencia”.

Nicaragua seguirá secuestrada por un político que participó en la revolución sandinista para derrocar a la dictadura de los Somoza y ahora construye la suya propia, con un tono familiar al contar con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

Tal como se menciona en el “Manual del Dictador”, escrito por Alastair Smith y Bruce Bueno de Mesquita, el presidente de Nicaragua mantiene vigente una coalición de partidarios leales o “ganadora” que garantizarán la permanencia del líder en el poder, pues nunca protagonizarán un golpe de Estado y están dispuestos a respaldar cualquier acto represivo contra la ciudadanía.

Aunque Ortega y Murillo deciden a su antojo el destino de Nicaragua, en los últimos años el mandatario multiplicó los cargos viceministros y asesores con importantes salarios y otros beneficios para no tener fisuras en el pedestal que lo mantiene al frente del país.

Ortega es parte de los dictadores que manipula el ejercicio democrático para aparentar un respaldo del pueblo, mientras la calidad de vida de los ciudadanos se desmorona y el poder se vuelve un negocio de abundante riqueza, protegido por fuerzas represivas de militares y policías para destrozar cualquier descontento social.

Ortega solo dejará de ser un dictador si en la próxima reelección gana sin encarcelar opositores políticos o críticos, permite observadores internacionales y otorga autonomía a los demás poderes.

Mientras esto no ocurra, Nicaragua seguirá siendo uno de los países donde la reelección ha dejado de ser una opción para la continuidad de un proyecto de nación, y ahora únicamente es un trámite de rigor para garantizar más años al autoritarismo.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

1 Comment

1 Comment

  1. Sergio

    8 noviembre, 2021 at 7:04 pm

    Hijo de la gran P. Dios se apiade de ese generoso pueblo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top