Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Decretan fase de transmisión comunitaria por aumento del COVID-19 en Cuba

Coronavirus en Cuba

Decretan fase de transmisión comunitaria por aumento del COVID-19 en Cuba

El gobierno autorizó la implementación de un nuevo plan de medidas más restrictivas

Decretan fase de transmisión comunitaria por aumento del COVID-19 en Cuba (Foto: Periódico Cubano)

El gobierno cubano ha decretado la fase de transmisión comunitaria de la pandemia de COVID-19 en el país, ante el aumento sin precedentes de los niveles de contagio y de la tasa de incidencia de la enfermedad durante los últimos 15 días.

El ministro de Salud Pública de Cuba, José Angel Portal Miranda, informó este martes que el país ha transitado de la fase de transmisión autóctona a la fase de transmisión comunitaria, debido al complicado panorama epidemiológico, agravado aún más por la circulación de cepas del virus altamente contagiosas.

El Primer Ministro del país, Manuel Marrero Cruz, anunció que el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno aprobó un nuevo Plan de Medidas, que pretende dar respuesta a la situación actual.

Entre las principales medidas destacan: extremar el control sanitario internacional, fortalecer la vigilancia epidemiológica, garantizar el aseguramiento médico, potenciar la intervención sanitaria con los candidatos vacunales de producción nacional, priorizar las tareas que aseguren la actividad productiva y de servicios fundamentales, y reducir al máximo posible la movilidad.

Marrero Cruz enfatizó en la necesidad de aplicar una reducción sensible de la movilidad y de las reuniones. En este último caso, trascendió que el Gobierno central ya ha comenzado a hacerlo, por lo que se han suspendido varias reuniones.

El Primer Ministro también insistió en regular las salidas en todos los territorios; y reforzar el trabajo de control sanitario en cada provincia.

El Grupo temporal aprobó, además, enviar a las provincias más afectadas por el virus equipos encabezados por los viceprimeros ministros, miembros del Secretariado, así como otros funcionarios de los ministerios con mayor implicación en el enfrentamiento al COVID-19, para intentar contener la situación junto a las autoridades locales.

Cuba superó este martes, por primera vez en lo que va de pandemia, los 3.000 casos positivos detectados en un día, al tiempo que registró 17 muertes atribuibles a complicaciones por el virus.

La alta incidencia de la enfermedad muestra que el país atraviesa el peor momento desde que se desató la pandemia en el territorio nacional.

La variante Delta de COVID-19 en Cuba

Las autoridades cubanas de salud han reportado la presencia de la cepa Delta del COVID-19 en el país, la cual estiman que ha sido responsable del aumento tanto de pacientes en estados crítico y grave, como de los fallecidos y los brotes familiares, complicando aún más el panorama epidemiológico en varias provincias.

Esta peligrosa variante del virus es una de las más contagiosas que circulan en el mundo. Los científicos atribuyen a esta cepa la mortífera ola de casos detectada en la India dos meses atrás.

Identificada por primera vez en ese país asiático, la Delta es una de las “variantes preocupantes” designadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se extendió rápidamente por India y Reino Unido, y ya se ha registrado su presencia en muchos países.

Cuando el doctor Emilio Delgado Iznaga, director de Salud ante el Grupo Temporal de Trabajo de La Habana, informó la semana pasada sobre la presencia de Delta en la capital cubana, recordó que esta variante es 64 veces más infecciosa que la conocida Alfa, y aumenta dos veces la posibilidad de que quien contraiga el virus sea hospitalizado.

Un estudio publicado por el Public Health England refiere que dos dosis de las vacunas aprobadas contra COVID-19 son altamente efectivas ante esta nueva cepa.

Pfizer-BioNTech con sus dos dosis previene en un 96% la hospitalización tras enfermar con Delta, mientras que Astra Zeneca otorga una protección del 92%.

En el caso de los candidatos vacunales cubanos, aún no hay datos concretos sobre su efectividad contra este tipo de variantes de la enfermedad.

Las autoridades sanitarias cubanas han alertado que entre los contagios sucedidos durante las últimas semanas se han observado síntomas no relacionados con las vías respiratorias, como diarreas o dolores musculares.

También se ha apreciado un impacto mayor en la población joven, contrario a lo que sucedía al inicio de la pandemia, cuando el virus afectaba más a las personas de la tercera edad o que presentaban comorbilidad, es decir, otras enfermedades además del COVID-19.

En este sentido, antes las personas con hipertensión o diabetes, por ejemplo, tenían mayores probabilidades de agravarse cuando contraían COVID-19; pero ahora, varias personas jóvenes saludables están enfermando de gravedad igualmente.

La situación se complica, además, por la incapacidad de las instituciones sanitarias de responder ante el aumento de los casos positivos.

Funcionario de Ciego de Ávila reconocieron el déficit de instalaciones sanitarias en la provincia, ante lo cual tuvieron que ser habilitadas nuevas unidades para la atención a los enfermos, al tiempo que ampliaron el número de centros de aislamiento para aislar a los sospechosos, pero también a los positivos, aunque va en contra del protocolo sanitario, porque no encuentran otras alternativas al panorama epidemiológico actual.

Ante semejante situación, Marrero Cruz llamó a habilitar cuantas instalaciones sean posibles para el aislamiento y la hospitalización por COVID-19.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top