Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

EEUU recorta financiamiento a la OPS por participar en las misiones médicas cubanas

Estados Unidos

EEUU recorta financiamiento a la OPS por participar en las misiones médicas cubanas

EEUU indicó que volverá a contribuir cuando se resuelva el caso del programa “Mais Medicos”, donde la OPS sirvió como puente entre Brasil y Cuba

EEUU recorta financiamiento a la OPS por participar en las misiones médicas cubanas

EEUU recorta financiamiento a la OPS por participar en las misiones médicas cubanas. (Collage: U.S. Department of State-Flickr y Naturaleza Secreta-Facebook)

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, Michael Kozak, declaró este miércoles que su país retirará su financiamiento a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hasta que se aclare su participación en la explotación de médicos cubanos.

El diplomático estadounidense indicó que su gobierno contribuirá hasta que se resuelva el caso del programa “Mais Medicos” en Brasil, donde se acusó a la organización de servir como puente entre el gobierno de la entonces presidenta Dilma Roussef y el régimen cubano en el pago de sus médicos.

El gobierno de EEUU ha denunciado en varias ocasiones la explotación a la que el gobierno de Cuba somete a sus profesionales de la salud en sus misiones en el extranjero, donde no se les paga, trabajan jornadas de más de 12 horas y no se les permite hablar con nadie ni salir.

Por ello se mantendrá la postura hasta que no se defina cuál fue el papel del organismo internacional durante las misiones médicas en Brasil, clasificadas por EEUU en la categoría de “trata de personas”.

El alto funcionario del Departamento de Estado en la administración de Donald Trump, indicó que existe “gran preocupación” por el rol que jugó la OPS en el programa ‘Mais Medicos’ en Brasil.

Se estima que entre 2013 y 2018, el programa movilizó a más de 8 mil médicos cubanos hacia Brasil, gracias al convenio suscrito a través de la OPS.

Gracias a esto, solo en 2018, el régimen obtuvo más de 6 mil millones de dólares por sus enviados alrededor del mundo, cifra que no se ha visto reflejada en ninguno de los sectores que requiere la población, como alimentación, servicios básicos o vivienda.

Se estima que solo para 2020, EEUU tendría un saldo pendiente de 110 millones de dólares, esto según la declaración de aportes de los Estados, en la web oficial de la OPS.

De acuerdo con la agencia AFP, a finales de abril, la directora de la OPS Carissa Etienne, indicó que cerca del 60% de los fondos de la organización son provistos por EEUU, por lo que consideran su contribución como “central” para el funcionamiento.

Este caso es similar al de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que perdió el financiamiento estadounidense luego de que el presidente Donald Trump acusara al organismo de ocultar información sobre el coronavirus.

El Secretario de Estado, Mike Pompeo, había advertido a la organización regional desde la semana pasada que debía aclarar su rol en la explotación de médicos cubanos.

En esa ocasión adelantó que el gobierno estadounidense apoyaría solo aquellas instituciones que fuesen afines a sus valores.

Médicos cubanos: esclavitud moderna y “legal”

A pesar de las múltiples acusaciones contra el régimen de Cuba y la explotación laboral que hace de sus médicos, aún más países continúan requiriendo sus servicios.

La pandemia de COVID-19 ha sido una oportunidad de oro para el gobierno cubano, que en 2019 perdió contratos médicos con varios países, lo que le representó una pérdida de ingresos significativa.

En medio de la crisis y la necesidad de varias naciones, Cuba ha logrado enviar brigadas con profesionales de la salud a más de 40 países, entre ellos Argentina, España, Sudáfrica y México.

El negocio para el régimen está en quedarse con el 90% de los salarios de sus médicos, que viven en condiciones infrahumanas mientras están en misiones y no perciben nunca lo que los países pagan por ellos, por lo que los millones que los países pagan por sus servicios, van directo al gobierno cubano.

EEUU ha pedido a los países que colaboran con Cuba que les paguen directamente a los médicos y no al régimen, para garantizar que los galenos reciban el dinero, algo que ningún país ha hecho hasta ahora.

Además del robo de su salario, los profesionales enfrentan el aislamiento, la vigilancia extrema y las amenazas de destierro de hasta por ocho años si llegan a renunciar a las brigadas, incluso si tienen hijos pequeños en la Isla.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top