Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

En plena cuarentena, zonas sin internet dejan incomunicados a vecinos de Las Tunas y Camagüey

Noticias de Cuba

En plena cuarentena, zonas sin internet dejan incomunicados a vecinos de Las Tunas y Camagüey

Aunque hay días en que -con trabajo- se puede utilizar WhatsApp, no les es posible nunca conectarse a las redes sociales

Celular ETECSA

En plena cuarentena zonas sin internet dejan a varios incomunicados en Camagüey y Las Tunas/Imagend e referencia(RADIO ANGULO)

Las medidas para prevenir el coronavirus en Cuba, como el cierre de territorios y la indicación de permanecer en casa, han forzado a la población a comunicarse vía internet o teléfono, pero no todos tienen acceso a estos medios, así es el caso de algunos municipios de Camagüey y Las Tunas.

El periodista Ricardo Fernández, residente de la ciudad de Camagüey explicó Radio Martí que en la provincia de Las Tunas los pastores evangélicos Sergio Gutiérrez, del poblado de Baltre, y el pastor Daniel Josué, de Chaparra, no pueden acceder a Internet.

En la localidad de Haití, conocida como Macareño, al sur de la provincia de Camagüey, el pastor Ismael Riverón tampoco puede acceder a las redes sociales ni cuenta con línea telefónica, rellató.

Riverón refirió que aunque hay días en que con trabajos puede utilizar WhatsApp, no le es posible nunca conectarse a Facebook, por lo que debe trasladarse a Santa Cruz del Sur a más de 20 km de su casa.

A pesar de lo excesivo del precio del internet provisto por la estatal de telecomunicaciones ETECSA, que cuenta con las tarifas más altas del continente, el servicio deja mucho que desear.

En un momento en el que los cubanos necesitan del internet y el teléfono para mantenerse en contacto con sus familiares y amigos, las deficiencias de estos sistemas constituyen privaciones inaceptables.

Fernández recalca que deben denunciarse los atropellos que les impiden comunicarse a sus allegados, pues asegura que como defensor de la libertad religiosa él ha tenido que servir como “puente” para mantener comunicadas esas “regiones de silencio”.

El problema no es nuevo en esa región. Yilver Durand, pastor del municipio de Nuevitas, fue reprimido y amenazado por las autoridades locales a mediados de este mes, pero tuvo que esperar hasta la madrugada para informar a Fernández del incidente porque es cuando la conexión está “mejor”.

Durand indica que antes la conexión durante el día no era tan mala en Nuevitas, pero con el aislamiento social hay más personas intentando acceder a la red al mismo tiempo.

ETECSA: servicio costoso e ineficiente

La incapacidad de ETECSA de brindar un servicio decente ha sido reconocida por las propias autoridades de Cuba, que admitieron que no tiene la capacidad para dar servicio a todo el país como debería.

A finales de febrero, el ministro de Comunicaciones de Cuba, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, declaró que las altas tarifas en los servicios telefónicos de la Isla eran para evitar la congestión de las redes.

Y es que con lo que cuesta una sola hora del servicio de internet en Cuba podría costearse una semana del mismo de forma ilimitada en cualquier hogar de Argentina, Chile o México.

Aunque el servicio es particularmente deficiente en estas “zonas de silencio”, en toda la Isla los cubanos padecen la lentitud del internet y el cobro de datos solo por cargar páginas que ni siquiera pudieron utilizar bien.

Si bien los usuarios han pedido la disminución de los precios al monopolio estatal desde hace meses, desde el inicio de la pandemia estas demandas se han incrementado.

Según cibernautas cubanos, las conexiones en todo el país tienen “hora pico, apagones”, entre las 7:00 p.m y las 11:00 de la noche aproximadamente.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top