Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Familia del preso político Silverio Portal denuncia problemas para entregar medicamentos en prisión

Noticias de Cuba

Familia del preso político Silverio Portal denuncia problemas para entregar medicamentos en prisión

Las autoridades de la cárcel cubana utilizaron el COVID-19 como excusa para que la esposa del opositor no pudiera verle en persona

Silverio Portal Contreras opositor cubano

Familia del preso político Silverio Portal denuncia problemas para entregar medicamentos en prisión. (Captura de video: Cubareporta Tv-Youtube)

La opositora cubana Lucinda González denunció que los guardias de la prisión 1580 de San Miguel del Padrón, en La Habana, no le garantizan la entrega de medicamentos a su esposo, el preso político Silverio Portal Contreras.

La activista declaró a Radio Martí que este martes visitó el penal para entregarle a su esposo alimentos y medicinas, pues Portal Contreras enfrenta diferentes padecimientos.

Sin embargo, le permitieron dejar los alimentos, pero no las medicinas que el preso requiere, que no le pudo entregar personalmente con la excusa del COVID-19, aunque se supone que la pandemia está “controlada” en la Isla.

Al no poder visitarlo, Gonzáles pidió dejar los medicamentos para que le fueran entregados a Silverio, pero el “reeducador” de la prisión se mostró renuente.

“Los medicamentos no los querían dejar pasar. Cuando los saco me dice el ‘reeducador’ que tengo que ir por el otro lado a buscar al médico para que vea si se puede o no se pueden pasar”, explicó.

Finalmente, el ‘reeducador’ recogió los medicamentos, pero le advirtió que no se hacía responsable de los mismos ni prometió entregarlos a Portal.

“Me dijo: yo los voy a recoger, pero no me hago responsable de los medicamentos”, dijo Lucinda, quien le llevó a Silverio varios fármacos para aliviar sus problemas cardiovasculares.

Silverio Portal Contreras, de 57 años, fue condenado a cuatro años de privación de la libertad por los delitos de “desorden público” y “desacato”.

La mala alimentación, maltratos y dificultades de su precaria estancia en prisión, han agravado sus padecimientos de epilepsia e hipertensión.

Debido a al deterioro de su estado de salud y al matiz político de su caso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el pasado miércoles una medida cautelar a su favor, solicitando al régimen de la Isla la adopción de las “medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal” del activista.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top