Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Fue un secuestro”: Carolina Barrero sobre su desaparición forzada por la Seguridad del Estado

Noticias de Cuba

“Fue un secuestro”: Carolina Barrero sobre su desaparición forzada por la Seguridad del Estado

“Pedir la liberación de los presos políticos no es un delito”

Carolina Barrero habla sobre su arresto. (Carolina Barrero-Facebook).

Carolina Barrero habla sobre su arresto. (Carolina Barrero-Facebook).

La activista cubana Carolina Barrero denunció cómo fue el secuestro que la Seguridad del Estado orquestó en su contra este jueves.

A través de sus redes sociales, la curadora e historiadora del arte afirmó que fue sacada a la fuerza por agentes de las fuerzas represivas cubanas, y que ahora está acusada de “incitación a delinquir”.

Este es el mismo delito por el que se mantiene detenido al artista cubano Hamlet Lavastida, quien el sábado pasado fue detenido también sin ninguna justificación y desde entonces permanece incomunicado.

“Todo sucedió muy rápido. Abrí la puerta, no salí, solo alcancé a extender la mano para recibir un encargo de mi padre, y un hombre enorme que se escondía tras la puerta me levantó en peso y me sacó a la fuerza”, escribió Barrero en su muro de Facebook.

“Me resistí, me moví en el aire, todo cuanto pude y atiné a gritar el nombre de Yamilka. Ella tenía que saber que me llevaban y que subirían por ella”, añadió.

Tal como intuyó Barrero, la también activista Yamilka Latifa, identificada en redes como Lara Crofs, también fue sacada a la fuerza por las autoridades.

Fue Yamilka a través de sus redes sociales quien dio a conocer la detención de Barrero este 1 de julio, denuncia que fue replicada por otros activistas y la página oficial del colectivo 27N.

“Fue una operación de extracción, un secuestro meticulosamente planificado, cargado de la violencia que confiere a los opresores el sentido de la impunidad. Sin nasobuco, medio descalza, y con un golpe en la cabeza me metieron en un carro particular”, detalló.

Barrero explicó que fue llevada a la estación policial de Infanta y Manglar, donde la teniente coronel Kenia María Morales, conocida represora de los activistas cubanos, la acusó de instigación a delinquir.

“Por una publicación en mi cuenta de Facebook del domingo 27 de junio. Ese día, cinco miembros del 27N llegamos a Villa Marista a preguntar por el artista Hamlet Lavastida, recluido e investigado en ese centro de detención por el supuesto delito de instigación a delinquir. Llevábamos también una cinta negra en el brazo por la liberación los presos políticos”, explicó Barrero.

La activista ya ha sido acusada previamente por otros delitos, como desacato y desobediencia, por los que ha sido golpeada, desnudada y amenazada, pero fue liberada al igual que en esta ocasión.

“Pedir la liberación de los presos políticos no es un delito, no hay ningún artículo del Código Penal que lo prohíba, por lo que extenderlo a quienes sienten suyo este reclamo a manifestarlo pública y pacíficamente, tampoco podría ser delito”, subrayó.

La detención de Lavastida reactivó la represión violenta contra los miembros del 27N, que desde la semana pasada han difundido el caso y protestado para exigir su libertad.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top