Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Gerardo Hernández disfruta de chocolates mientras el pueblo cubano muere

Noticias de Cuba

Gerardo Hernández disfruta de chocolates mientras el pueblo cubano muere

El pueblo cubano padece a causa del Covid-19 y el espía Gerardo Hernández y su esposa Adriana Pérez disfrutan de chocolates en un emprendimiento de La Lisa

Gerardo Hernández en Chocolatería de la Lisa

Mientras el pueblo cubano muere, el espía Gerardo Hernández disfruta con su esposa de deliciosos chocolates. (Foto: Facebook-Gerardo Hernández)

Mientras en Cuba ayer se reportaban 6.342 nuevos casos de Covid-19 y 84 fallecidos por esta enfermedad, Gerardo Hernández Nordelo y su esposa Adriana Pérez disfrutan de deliciosos chocolates en un emprendimiento de La Lisa.

El espía cubano, reconocido internacionalmente por ser el motivo de miles de marchas, actos políticos y reclamos por parte del gobierno cubano para que le dieran la libertad en Estados Unidos, ha resaltado últimamente por sus visitas a los barrios cubanos.

Este lunes, el también miembro del Consejo de Estado, publicó a través de sus redes sociales unas imágenes de él visitando un pequeño negocio en San Agustín, llamado La Chocolatera. En este sitio perteneciente al municipio capitalino de La Lisa, una familia de emprendedores elaboran sus productos a base de chocolate y según muestran las imágenes que comparte Hernández poseen buena calidad.

Cómo elaboran tan deliciosos productos en medio de una crisis que vive Cuba sin igual, no sabemos hasta el momento. Lo que sí podemos observar en estas instantáneas compartidas por el adepto de la dictadura, es que no se guarda ningún distanciamiento social y no existe restricción para este señor en medio de una pandemia que está acabando con el pueblo cubano.

Diariamente circulan las imágenes y los reclamos de los ciudadanos de la isla, penando por un familiar que murió y fue mal enterrado, o por la pésima atención a los enfermos, sin oxígeno, sin las condiciones higiénicas adecuadas en los hospitales, sin comida decente para llevarse a la boca y contagiados por coronavirus. 

Cuánto no desearían los niños en los centros de aislamiento comerse un chocolate, no se lo dan en estos sitios, ni tampoco sus padres se lo pueden comprar. 

En los recorridos por localidades de la capital, Hernández Nordelo ha sido objeto de burla, pues en vez de estimular a las personas que tratan de salir adelante,  ridículamente regala una regadera, o simplemente le dice al pueblo que debe sembrar alimentos para su subsistencia, como piña.

La dictadura cada día pierde más credibilidad ante un pueblo que observa enojado la pérdida de sus familiares y la angustia de subsistir ante tanta miseria propiciada por una tiranía que los somete durante 62 años.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Videos de Cuba

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Alex Otaola en su exitoso programa Hola! Ota-Ola
To Top