Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Empresa cubana Mathisa busca reutilizar los desechos de las toallas femeninas

Noticias de Cuba

Empresa cubana Mathisa busca reutilizar los desechos de las toallas femeninas

“En el reciclado tenemos cifradas las esperanzas para incorporar nuevos productos a nuestra cartera, generar ingresos a nuestra empresa y desarrollar la provincia”

Gobierno intenta ganar más dinero usando desechos del proceso de fabricación de almohadillas

Gobierno intenta ganar más dinero usando desechos del proceso de fabricación de almohadillas. (Collage: Anaisis Hidalgo Rodríguez-La Demajagua)

La empresa estatal de almohadillas Mathisa está desarrollando un proyecto de investigación junto a la Universidad de Granma para poder usar los desechos de la producción de almohadillas sanitarias.

De acuerdo con el medio oficialista La Demajagua, los ingresos de esta iniciativa tendrían como objetivo el “desarrollo” de la provincia.

“El desecho de corte es resultado del proceso productivo de almohadillas sanitarias. En el reciclado de este tenemos cifradas las esperanzas para incorporar nuevos productos a nuestra cartera, generar ingresos a nuestra empresa y desarrollar la provincia”, declaró al citado medio la directora de la empresa, Luisa Alonso Rodríguez.

La empresa es la única productora de almohadillas en toda Cuba y tiene como objetivo cumplir con la “estrategia” económica y social que ha trazado el Gobierno cubano para sustituir importaciones y cumplir con la confección de almohadillas y productos como gasa y algodón para el sector salud del oriente de la Isla.

A principios de año, las autoridades castristas indicaron que Mathisa recibió 5 millones de dólares para garantizar la producción de almohadillas sanitarias en el primer semestre del año en curso, algo con lo que ha batallado.

La producción de almohadillas sanitarias en Cuba ha presentado problemas desde ya hace varios años, el Gobierno cubano culpa la escasez del producto a la falta de materia prima o a la transportación.

“El país le da prioridad a este asunto, y la responsabilidad recae en nuestra cadena de logística, desde la importación de todas las materias primas hasta la distribución a las farmacias, que es nuestro destino final. No obstante, buscamos alternativas en función de entregarlas”, indicó a inicios de año la directora general de Mathisa, Emma Hernández Ibarra.

A los problemas presentados durante su producción y transportación se les suma el hecho de que las almohadillas son productos normados en la Isla, dificultando aún más su obtención, pues las mujeres en una edad fértil solo pueden comprar un paquete de diez almohadillas al mes.

En marzo algunas mujeres en Santiago de Cuba denunciaron que la escasez del producto ha hecho que regresen algunas prácticas que se utilizaban durante el periodo especial, como el reciclado de almohadillas, usar pañales para hacer sus propias almohadillas y el uso de trapos como sustituto.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top