Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Habaneros explican por qué el toque de queda es inútil contra el Covid-19

Noticias de Cuba

Habaneros explican por qué el toque de queda es inútil contra el Covid-19

“En la noche es cuando menos personas hay en las calles, no entiendo la restricción de movimiento ¿para qué?”

Aglomeración en mercado de La Habana. (Periódico Cubano).

Residentes de La Habana criticaron esta semana las declaraciones Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), luego de que informara que se está considerando decretar nuevamente el toque de queda nocturno en la capital por el aumento de casos de coronavirus.

En los comentarios de la versión digital del oficialista Tribuna de La Habana, se percibe la molestia de la población, que considera la medida un sinsentido en medio de peores situaciones que propician los contagios de Covid-19.

La opinión general es que restringir la movilidad por la noche resulta inútil, considerando que es la hora en que menos personas circulan. Es durante el día cuando se registran enormes colas para comprar alimentos, donde se encuentra el mayor riesgo de contagio.

“En mi caso con casi 70 años tengo que ir a las colas porque si no me muero de hambre y por más que trato de cuidarme a veces es imposible”, escribió un lector.

“En la noche es cuando menos personas hay en las calles, no entiendo la restricción de movimiento ¿para qué? Mejor sería eliminar las colas y estar al tanto de las personas que no usan correctamente el nasobuco”, agregó otra persona.

Las aglomeraciones para adquirir todo tipo de productos básicos son un problema que ha azotado a Cuba desde hace años, y que se avivó el año pasado.

En un contexto de pandemia, que cientos de personas esperen juntas, hablando, gritando, muchas veces cediendo al cansancio de estar de pie y apoyándose en paredes o sentándose en el piso, resulta en un foco de infección muy peligroso.

El riesgo es aún mayor debido a la dificultad que tienen los ciudadanos de conseguir jabón y otros desinfectantes, lo que hace imposible llevarlos consigo, como sucede en otros países donde la población carga con gel desinfectante a base de alcohol o con jabón líquido y agua para lavarse.

Los ciudadanos denuncian además las pésimas condiciones de las calles y varios barrios de la capital, que siempre han sido denunciados como foco de infección de enfermedades, pero cuyo riesgo aumenta en medio de la pandemia, situación denunciada desde el inicio de la misma en marzo pasado.

“Y la situación epidemiológica de la ciudad con los barrios periféricos como San Agustín, llenos de criaderos de animales, cerdos, caballos, aguas albañales…yo digo que no estamos bien ante tanta suciedad”, denunció una usuaria.

La falta de acceso a agua potable en varios vecindarios y la presencia de aguas negras son una constante que hasta ahora el gobierno se niega a corregir y que es ineludible para quienes habitan en esas zonas.

Por otra parte, los habaneros denuncian la irresponsabilidad de las propias autoridades, pues mientras en medios oficiales se recrimina a la población por su “indisciplina”, los propios trabajadores del Estado no cumplen con las medidas básicas en sus instituciones.

“No hay que ir lejos. Yo visité hoy la oficina del MTSS de Centro Habana y las compañeras toman té mientras contestan de mala gana a las inquietudes de la población en una oficina bien pequeña. La oficina radica en San Miguel y Galiano. No hay responsabilidad por parte de nadie”, se quejó una lectora.

“Hay instituciones que están violando las indicaciones sobre pasos podálicos y lavado de manos en las entradas de los centros. El martes visite la ONAT Y Ministerio de Trabajo y Seguridad Social del municipio Boyeros y estas medidas no existía en estos dos lugares. Los pasos secos, los pomos casi vacíos y nadie los utilizaba”, se quejó otro.

Muchos de los comentarios dejaron al descubierto la incongruencia de las autoridades cubanas, que pese a presumir toda clase de supuestas medidas sanitarias que harían el lugar “seguro” para residentes y visitantes, en realidad no cumplen con dichas medidas ni les dan seguimiento.

Mientras hace unos meses las multas por no utilizar mascarilla eran demasiado estrictas y arbitrarias, ahora no se vigila que los ciudadanos cumplan siquiera con el distanciamiento físico, y más allá de la vigilancia hecha por ellos mismos, los agentes de policía tampoco atienden las denuncias realizadas por los ciudadanos.

Tampoco se da seguimiento a los casos detectados y a sus contactos directos, lo que no solo compromete la seguridad de los habitantes, sino que además influye en las cifras dadas por el Ministerio de Salud Pública, dejando ver que podría haber muchos más contagios de los que se reportan oficialmente.

“La situación de la capital es preocupante pero más lo es la indiferencia de las autoridades ahora mismo en el parque John Lenon están los niños y jóvenes jugando fútbol sin nasobuco, ayer pasó un patrullero y nada sucede, se reporta y nada, se llama al gobierno y nada, entonces no se corresponde lo que dicen en el puesto de mando diario y lo que está sucediendo en las calles”, escribió un lector.

“Voy a decir que es necesario que digan si un contacto directo es negativo. Llevó esperando más de una semana el resultados del segundo PCR que nos hicieron y aún no nos dan el resultado, llevo casi 28 días en aislamiento y nada, es necesario que alguien lo diga, por favor”, se quejó otra usuaria.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top