Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Joven fotógrafo cubano “captura” el dolor de la vejez en la Isla

Farándula

Joven fotógrafo cubano “captura” el dolor de la vejez en la Isla

Rubén Ferrero Hardy ha sabido resaltar entre lo superfluo por sus excepcionales propuestas, no solo en lo estético, sino por su fuerte carga emotiva

Hardy Studio 1

Joven fotógrafo cubano “captura” el dolor de la vejez en la Isla. (Foto: Facebook Hardy Studio)

“Una imagen vale más que mil palabras” reza un antiguo adagio y precisamente este joven fotógrafo cubano lo cumple a cabalidad cuando logra “capturar” el dolor de la vejez en la Isla en cada una de sus instantáneas.

Su nombre es Rubén Ferrero Hardy, un holguinero radicado en la capital cubana que ha sabido resaltar entre lo superfluo por sus excepcionales propuestas, no solo en lo estético, sino por su fuerte carga emotiva.

El retrato ha sido en los últimos tiempos su rasgo distintivo, pues como dijera en una entrevista realizada por OnCuba News le “permite trabajar con el ser humano, tratar de conocer a esa persona y reflejarla en un momento. Cuando pasa el tiempo y miras hacia atrás, valoras más y te reflejas en ese momento, en ese espacio, y eso es único, se queda en la memoria del tiempo”.

En esa memoria y en el sentimiento, cuando percibes que el pecho se te oprime al contemplar cada imagen, quedan los ancianos fotografiados por este cubano de 32 años.

Desde el febrero de 2020 su propuesta creativa evolucionó desde lo comercial hacia un proyecto más personal en el que, a decir de una publicación en su página de Facebook, haría “retratos a personas de la calle, (borrachos, vagabundos, o cualquier personaje invisible de la sociedad) hice mi primer retrato y fue mucho más tenso de lo que imaginé, no es tan fácil la comunicación y llevarlos al estudio, pero bueno, es lo que siento que quiero hacer”, apuntó.

Rubén Ferrero Hardy: “Nunca he quedado satisfecho con mi trabajo”

Desde entonces, el también graduado de la carrera de Estudios Socioculturales ha llevado a su “zona de creación” a hombre y mujeres de la tercera edad que viven en las calles habaneras.

Allí no solo captura un cuerpo, arrugas, manos callosas, la mirada perdida o las canas rebeldes; cada fotografía revela el alma de un país envejecido, angustiado y abandonado a su suerte, al igual que los fotografiados.

Basta contemplar “al señor que amaba a las abejas”, a la “señora del pato y las manos deformes” o al anciano que lleva en sus manos “el pan y la libreta de abastecimiento” para concluir que la Cuba actual no es más que eso: gente cansada que se pone vieja sin vislumbrar un mejor futuro.

Lo que mejor ha sabido hacer Rubén Ferrero Hardy no es presionar el obturador de su cámara, editar o montar una escenografía; su mérito radica en captar la esencia de cada “modelo” y en dialogar, entender, romper el muro entre las partes.

A propósito, en otra entrevista que concedió a la revista Vistar revela su sentir cuando asegura que su verdadera satisfacción está “cuando mis fotos logran arrancar una emoción. Me han escrito haciendo poesía con las fotos, han dicho que los hicieron llorar, que les ha causado misterio, decepción, alegría, motivación. Que me digan: ¡qué foto más bonita!, se siente bien, pero las emociones están en un nivel superior”.

Para quienes disfrutamos y sufrimos a la vez, cada fotografía que comparte por sus redes sociales, solo nos resta desear que el talento y la voluntad del que asegura que “Nunca he quedado satisfecho con mi trabajo” perduren en el tiempo.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top