ÚLTIMA HORA: Dos cubanos son sentenciados a muerte por el asesinato de cuatro turistas
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

La Polémica del Protestantismo Ibero-Americano

Mundo

La Polémica del Protestantismo Ibero-Americano

Efectivamente, un sinnúmero de vertientes protestantes se ha ido convirtiendo en competidor del otrora hegemónico catolicismo en el “mercado” de las almas al sur del Río Grande.

Iglesia Protestante de Veracruz, Mexico

Iglesia Protestante de Veracruz, Mexico

Aunque no tan observado como el Día de Acción de Gracias (Thanskgiving, en inglés), el primer jueves del mes de mayo de cada año es designado oficialmente por resolución congresional estadounidense el Día de la Oración (“Prayer Day”).  Si bien con intenciones ecuménicas, tiene también raíces protestantes.  Coincidentemente, la prensa norteamericana sigue mencionado la conmemoración del V Centenario de la Reforma Protestante liderada por el ex monje alemán Martin Luther (octubre/1517); pero pocos mencionan la notable expansión del protestantismo en Iberoamérica.  

Efectivamente, un sinnúmero de vertientes protestantes se ha ido convirtiendo en competidor del otrora hegemónico catolicismo en el “mercado” de las almas al sur del Río Grande.  En su reciente obra etnográfica, EL EVANGELISMO NATIVO EN EL MÉXICO CENTRAL (“Native Evangelism in Central Mexico”; University of Texas Press, 2014), el ya fallecido Hugo Nutini y su esposa Jean confirman estas tendencias al explorar la evolución del evangelismo protestante autóctono en México.  

Según la muestra demográfica de la pareja de antropólogos Nutini, los mexicanos que abandonan el catolicismo generalmente perciben el evangelismo protestante como más democrático en su gobernación eclesiástica interna y más favorable para el progreso económico individual. Algunas de las razones dadas por los entrevistados son más bien racionalizaciones psicológicas ya que, típicamente, se liberan de las obligaciones cívico-religiosas más onerosas del México rural–por ejemplo, el “sistema de cargos”, en los cuales los aldeanos deben turnarse en el financiamiento de las fiestas patronales.  Me atrevo a proponer que esta “emancipación de bolsillo” (mi propia terminología) podría ser la versión pragmática de una especie de “teología liberadora” propia, muy lejos de la llamada “Teología de la Liberación”, paradójicamente, de tendencias marxistoides. 

Como he observado en mis propias investigaciones en República Dominicana, Puerto Rico y entre hispanos en EE.UU. (incluyendo exiliados cubanos), la conversión ocasiona a veces efectos secundarios, sobre todo disensiones familiares, particularmente entre los conversos más ortodoxos, que llegan a considerar a sus nuevos correligionarios parientes suplentes que desplazan a los familiares originales.

Los Nutini identificaron nueve iglesias evangélicas independientes (nativas mexicanas) que comparten ciertos valores culturales rígidos que coinciden con los de los conservadores sociales contemporáneos.  Por ejemplo: se critica el consumo de productos de tabaco y bebidas alcohólicas, así como el abuso conyugal, el divorcio, la infidelidad, y la homosexualidad.  Igualmente, sus doctrinas alientan el progreso educativo, la fraternidad, la vestimenta discreta, y una fuerte ética de trabajo.  

La literatura sobre el protestantismo en la Cuba post-1959 todavía es escasa, y no es de extrañar que se explore el tema más en el Exilio que en la Isla, donde por años se ligó el protestantismo, estereotípicamente, al “imperialismo” anglo-sajón.  Al igual que los católicos, los protestantes sufrieron persecución religiosa.  Incluso, muchos fueron confinados en los infames campamentos de la UMAP de los años 60; pero existen reportes recientes sobre el crecimiento del protestantismo en Cuba, a pesar de las restricciones y manipulación gubernamentales.

Regresando al libro de los Nutini, los autores se alejan–acertadamente–de los análisis marxistas y favorecen el fundamento epistémico del filósofo-sociólogo francés Raymond Aron, cuyas ideas son reconocidas entre los intelectuales iberoamericanos serios.  Me complace esta perspectiva empírico-teórica, dado además, los comentarios racistas de Karl Marx y Friedrich Engels sobre los mexicanos, tildándolos de inferiores, durante la Guerra México-Americana (1846-1847).

No obstante, numerosos intelectuales latinoamericanistas han “pronosticando” por décadas que una u otra variante del marxismo conquistaría a Iberoamérica; sin embargo, el panorama continental luce ahora bien distinto.  La Cuba “socialista” antirreligiosa finalmente admite que su experimento socio-económico ha fracasado. 

Por otra parte, el llamado “Socialismo del Siglo XXI” auspiciado por el binomio venezolano Chávez-Maduro se percibe en franca retirada.  En lugar de la supuesta “lucha de clases”, y del fomento del resentimiento interhumano y el ateísmo inherente del marxismo-leninismo, lo que vemos expandirse es la influencia del protestantismo en Latinoamérica.   

La revista británica THE ECONOMIST (15 noviembre/2014), recordando los estudios clásicos del gran sociólogo alemán Max Weber–sobre la correlación entre el capitalismo y el protestantismo–aludió con optimismo a que esta “protestantización” latinoamericana produciría transformaciones socioeconómicas y políticas positivas.   El tiempo dirá si este pronóstico es acertado.  Sin embargo, obsérvese que los países iberoamericanos con mayor proporción protestante no figuran todavía entre los más progresistas: Guatemala, Honduras y hasta Nicaragua (convulsionada bajo los auto-titulados Sandinistas), los tres vecinos centroamericanos con un aproximado protestante que excede el 40% de sus respectivas poblaciones, enfrentan un largo camino para lograr esos objetivos de progreso para sus pueblos.  

Versiones anteriores de este ensayo (en inglés y español)–aunque con énfasis y extensiones distintas–vieron la luz en diferentes publicaciones entre 2016-2017; aunque la presente fue preparada por el autor expresamente para el PERIÓDICO CUBANO.

Click para comentar

0 Comentarios

  1. Roberto Madrigal

    4 mayo, 2018 at 7:57 pm

    Un articulo muy interesante, que me informa de elementos que persnalmente desconocia o no habia considerado. Un trabajo coherente y preciso. Quiero anadir que las iglesias protestantes en Cuba despues de 1959, estuvieron fuertemente penetradas por el gobierno cubano hasta la mismisima cupula. Conoci dos psicologos que ocupaban altos puestos en el Consejo Mundial de Iglesias, que eran miembros de la seguridad del estado cubana Una de ellos, Carmen Barroso, me hizo mil historiasdespues que ya habia sido retirad de esas funciones.

    • Rolando Alum Linera

      Rolando Alum Linera

      7 mayo, 2018 at 10:33 am

      Madrigal siempre tan generoso—realmente, debido al “racionamiento” del espacio (todo racionamiento es limitante) no pude aquí desarrollar aquí temas relevantes que mencionan Roberto y los otros comentaristas. Se pudiera decir que quizás casi todos los sistemas de gobierno, de una manera u otra, más tarde o más temprano, pretenden controlar o al menos manipular, las religiones, aunque esto es más evidente en los sistemas totalitarios, tanto los de la llamada derecha como los de la izquierda ejemplos: España bajo Franco, República Dominicana bajo Trujillo, Italia bajo Mussolini, Rusia bajo el comunismo, etc.; por lo que los ejemplos que Roberto da sobre la Cuba “socialista” [sic] solo asombraría a las ingenuos que abundan en el mundo académico. Irónicamente, las iglesias protestantes históricas, o tradicionales, sobre todo en EE.UU (que eran otrora conservadoras), han venido por décadas sufriendo convulsiones internas generadas por facciones ideológico-políticas (llamémosla “izquierdizantes”), con aspiraciones de control. Y hemos visto como esas iglesias extranjeras colaboran, de una manera u otra con dictaduras que parecen apelar a sus gustos del día, como son la castrista y la chavista de Maduro en Venezuela. Recordemos la complicidad de ciertas denominaciones protestantes estadounidenses en el caso del niño Elián González en el 2000. Sin embargo, parece ser que las iglesias independientes, como las pentecostales, que paradójicamente atraen a gente humilde, no se prestan tan fácilmente a manipulaciones gubernamentales, a lo mejor con la excepción de ciertos principios, como el tema del aborto, etc.

  2. José Meunier

    4 mayo, 2018 at 3:58 pm

    Los gobiernos comunistas se perpetúan en el poder mediante la compra del presente de sus pueblos, pagado con promesas de un futuro idílico, que nunca será presente.

  3. Armando

    4 mayo, 2018 at 9:48 am

    Muy buena la exposición del Dr. Alum. Estoy de acuerdo también con la opinión del Sr. Paredes.
    Creo también que la elección del Sr. Bergoglio como cabeza de la Iglesia Católica ha ayudado a la
    “protestantización” en Iberoamérica, pues hay muchos que se han dado cuenta que es un comunista disfrazado.

    • Rolando

      Rolando

      4 mayo, 2018 at 11:45 am

      Gracias; el autor

  4. Justino Renée

    3 mayo, 2018 at 2:44 pm

    Las religiones todas son exactamente como el comunismo; si no crees, eres pecador, eres la sal de la Tierra, eres el sucio, el corrupto, eres la papa podrida del saco, no te salvas, por tanto hay que eliminarte como ser humano. El Comunismo, otro tanto, eres el enemigo, el errado, el que debe ser encarcelado o desaparecido, eres escoria, traidor, apátrida, no se te considera con derechos.

    • Rolando Alum

      Rolando Alum

      4 mayo, 2018 at 12:04 pm

      Gracias a ti y a Paredes por vuestros comentarios respectivos [ver abajo]. Los antropólogos afirmamos que la religión es un fenómeno humano universal. Hay mucho escrito sobre las similitudes entre las religiones y ciertas ideologías políticas extremas. Precisamente, el mismo Raymond Aron, quien cito en el escrito, escribió al respecto. Cierto; las doctrinas totalitarias, como el marxismo-leninismo, funcionan de facto como religiones, prometiendo algo en el futuro, o después de la muerte.

    • Arquímedes

      4 mayo, 2018 at 3:50 pm

      Eso que Ud describe se llama intolerancia. Es la no admisión y el repudio de todo criterio diferente al propio.

  5. Mario Paredes

    3 mayo, 2018 at 9:05 am

    Mi teoria es que el catolicismo ofrece vida eterna despues de muerto. Lo evangelicos ofrecen que si das diezmo tienes ”bendiciones” que segun ellos se traduce en mejoras en su vida, negocios, etc. Eso hace que la gente saque cuentas que mejor ”peca y ora” pues asi empata que pasarse toda una vida portandose bien para recibir la eternidad.

    • Rolando Alum

      Rolando Alum

      4 mayo, 2018 at 12:09 pm

      Gracias a ti y a Justino por vuestros comentarios respectivos [ver arriba]. Recuerda los simbolismos “cristianos” iniciales del castrismo, por ej., los 12 sobrevivientes del Granma [estilo a los 12 apóstoles], la foto de FC estilo a Cristo en la revista Bohemia [con un comentario algo así como “nos casaron con la mentira…”], la iconografía de FC, RaúlC, y Guevara, etc.

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Mundo

Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement Bienvenido a Recarguita

Noticias más leídas

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Fotos y Videos

Advertisement

Farádula

Advertisement

Obituario

Advertisement

Cocina

Advertisement

Opinión

Advertisement

Ciencia y Tecnología

Advertisement

Mundo

Advertisement

EE.UU

Advertisement
Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement
To Top