Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Era algo absurdo”: Levantan multa de 8.000 pesos a cocinera cubana que machacó plátanos sin avisar

Noticias de Cuba

“Era algo absurdo”: Levantan multa de 8.000 pesos a cocinera cubana que machacó plátanos sin avisar

Los propios clientes del comedor del SAF habían calificado la sanción como un “abuso”

Le retiran la multa a cocinera que machacó plátanos. (Imagen de referencia: Periódico Cubano).

La cocinera cubana que había recibido una multa de 8.000 pesos por machacar plátanos en una cocina del servicio de asistencia social (SAF) en Holguín, se vio al fin liberada de la multa.

El pasado 10 de junio, Alba, trabajadora de un comedor del SAF en Guayabo, Mayarí, recibió la sanción por machacar los plátanos de la comida del día, pero sin cambiar el nombre en el menú de “plátano hervido” a “frufrú”, como según los policías se llama cuando el plátano está en puré.

De acuerdo con el reporte de Diario de Cuba, desde el principio tanto la cocinera como sus clientes se opusieron a la multa, que calificaron de “absurda” y como “un abuso”.

Aunque según los inspectores la multa fue por dar “información falsa” sobre la comida que se serviría, por el tecnicismo del nombre, los clientes lo señalaron como una injusticia.

“La gente está contenta porque era un abuso, algo absurdo”, dijo al citado medio Emilio, un hombre de la tercera edad, cliente del comedor.

“La pobre Alba está que no cabe de la alegría y el alivio. Ella apeló, pero no tenía muchas esperanzas. Ha quedado afectada de los nervios. No todo el mundo resiste tranquilo con una multa tan grande. Ojalá se recupere pronto y pueda retomar su empleo. Se asustó mucho con la multa y dejó el trabajo, pero no era para menos”, agregó.

El caso trascendió desde Diario de Cuba a medios independientes y redes sociales, lo que según los vecinos ayudó a que se hiciera justicia en el caso de Alba.

“Es la primera vez que oigo decir que una multa se retira”, dijo Ramón, otro vecino.

“Miles de gentes han apelado multas tan injustas como esa y no se las han quitado. Eso de apelar es una formalidad. Esa gente después que te muerde, tienes que pagar. Viven de eso. Se la quitaron porque lo subieron a internet y todo el mundo criticó el abuso con esa infeliz. Pero abusos así pasan a diario con los inspectores y la gente se queda callada porque tiene miedo”, añadió el hombre.

Las multas excesivas por tecnicismos y formalidades son una constante en Cuba, en especial entre cuentapropistas y vendedores de alimentos.

La variante de un solo peso en los precios regulados de algunos productos puede costarle a los vendedores multas de entre 8,000 y 15,000 pesos, algo impagable para quien se dedica a vender cosechas o hierbas de parcelas personales.

Aunque en este caso se trataba de la trabajadora de un establecimiento estatal, que también llegan a recibir estas multas, su salario, que en promedio es de 2,500 pesos al mes, sigue sin ser suficiente para una multa de esta magnitud.

En marzo pasado un joven se suicidó en Holguín luego de haber sido multado dos veces la misma semana, por un total de 7,000 pesos por vender plátanos.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top