Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Más de14.000 personas piden a la ONU investigar muertes de Oswaldo Payá y Harold Cepero

Noticias de Cuba

Más de14.000 personas piden a la ONU investigar muertes de Oswaldo Payá y Harold Cepero

Piden se realice una investigación transparente, objetiva e imparcial, donde participen expertos internacionales del organismo

Impulsan campaña en Change.org para que la ONU investigue la muerte de Oswaldo Payá

Exigen una investigación transparente hacia el caso de la muerte de Oswaldo Payá (Rosa María Payá – Facebook)

Más de 14.000 personas han firmado una petición creada a través de la plataforma Change.org, en la que se solicita a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que presione al gobierno de Cuba para investigar las muertes de los activistas Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Según el reporte de CubaNet, la petición va dirigida a la Alta Comisionada de Derechos Humanos del organismo, Michelle Bachelet, para que interceda ante el Estado cubano y resuelva las “muertes no aclaradas”.

En la petición, iniciada por Carlos Payá Sardiñas, se solicita “que la familia pueda acceder a las actas procesales, evidencias del caso y, de igual forma, se realice una investigación transparente, objetiva e imparcial de los hechos y circunstancias, en donde participen expertos internacionales y expertos designados por la familia”.

Para el hermano del fallecido activista, esta es la única manera de encontrar la verdad “por las vías jurídicas idóneas y confiables”.

Oswaldo Payá Sardiñas fue uno de los más visibles líderes políticos en Cuba a finales de la década de 1990 e inicios de los 2000.

Fue el fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), una organización disidente que buscaba un cambio político en Cuba .

El MLC promovió también el Proyecto Varela, un proyecto de ley que pedía reformas legislativas para el logro de mayores libertades individuales en Cuba y que llegó a conocerse a nivel internacional entre 2002 y 2003.

Por su activismo, Payá se hizo acreedor al Premio Sájarov de parte del Parlamento Europeo, y también estuvo nominado al Premio Nobel de la Paz.

Sin embargo, el 22 de julio del 2012 falleció en un supuesto accidente automovilístico en la provincia de Granma, versión que fue difundida por las autoridades cubanas, pero de las que nunca se dieron pruebas ni más explicaciones.

Se les negó acceso a los detalles del lugar del suceso, así como el resto de las evidencias recolectadas y analizadas durante el proceso penal.

Tampoco se les dejó asistir a las vistas del juicio, ni contar con la intervención de asesores legales y expertos forenses que representaran los derechos e intereses de la familia.

Por ello, a casi una década, la familia del activista continúa buscando comprobar la causa de su muerte, pues sostienen que fue asesinado en un atentado orquestado por la Seguridad del Estado.

“Tales restricciones generan graves dudas respecto a la objetividad e imparcialidad de las autoridades involucradas en el caso. (…) El tiempo ha transcurrido y tenemos que vivir con la idea fija de las diversas hipótesis existentes de la causa de la muerte de Oswaldo y de las inconsistencias y contradicciones de la versión oficial”, señala la petición.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top