Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Omisiones importantes” en la nueva Ley de Bienestar Animal entorpecen labor de activistas

Noticias de Cuba

“Omisiones importantes” en la nueva Ley de Bienestar Animal entorpecen labor de activistas

Los refugios deberán estar regulados y el sacrificio de animales sigue permitido

Familia de La Habana tiene bajo su cuidado a más de 30 perros y gatos que eran callejeros

Ley de Bienestar Animal presenta omisiones importantes. (La Cobija – Facebook)

Luego de que se publicara en la Gaceta Oficial el Decreto-Ley de Bienestar Animal, el pasado 10 de abril, animalistas cubanos han denunciado “omisiones importantes” en su redacción y  temen que la legislación entorpezca más de lo que ayude a su labor.

Al revisar el documento, activistas por los derechos de los animales han denunciado que la norma ha dejado fuera varios puntos que se esperaba se regularan y ha revertido otros.

En primera instancia está que se siguen permitiendo las peleas de gallos y los sacrificios religiosos, cuando ambas prácticas eran de las principales razones por las que se exigía una ley de protección animal en primer lugar.

Asimismo, tampoco se condena el sacrificio de perros y gatos callejeros con fines de control poblacional, también un punto clave, pues se buscaba que mejorara la condición de estos animales, no que se avalara la matanza de los mismos.

“En los próximos días estaremos debatiendo y estudiando el Decreto-Ley, pero de su lectura rápida pudimos detectar omisiones importantes. Por poner unos pocos ejemplos, en la nueva legislación los gallos de pelea y los animales violentados en rodeos y circos siguen sin protección. Igualmente, la legislación considera válido y legal el sacrificio de los perros y gatos como una forma de controlar poblaciones callejeras. Eso tiene que cambiar. Por eso, seguiremos luchando. Por esos animales hoy también estamos aquí”, escribió en su Facebook la organización de Cubanos en Defensa de los Animales (CEDA) y el grupo Hope for Cuban Paws.

Los grupos animalistas afirmaron que también dedicarán espacio para vigilar que lo estipulado sí se cumpla y no quede solo sobre el papel, por lo que afirmaron que unirán fuerzas entre asociaciones, dejando de lado sus diferencias, reportó Diario de Cuba.

A este medio, la animalista Leydi Hernández indicó su preocupación por otro de los puntos de la ley, que podría dificultar la labor de protección en vez de favorecerla.

Hernández señaló que ahora los refugios animales necesitarán contar forzosamente con una licencia autorizada por el gobierno, con lo que ya no podrán operar libremente como habían hecho hasta ahora.

Esto podría entorpecer el rescate, acogida, atención y adopción de animales, pues los particulares deberán cumplir las condiciones y los pagos que exija el Departamento Municipal de Sanidad Animal, así como “las licencias o permisos emitidos por las direcciones de Planificación Física, de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y de Salud Pública”.

Entre la burocracia que esto implica, los costos y la persecución que siempre han enfrentado como activistas, la animalista cuestiona que esto de verdad sea de ayuda para las criaturas que intentan proteger.

“¿Quién me va a dar el permiso? ¿El Gobierno que nunca se ha ocupado de hacer nada?”, cuestionó Hernández.

También hubo activistas que expresaron de manera más directa su inconformidad con la nueva ley, que aunque tardó más de dos décadas en aprobarse, pues se pedía desde finales del siglo pasado, se redactó y publicó apenas en un mes, según confirmaron las propias autoridades.

“A los que no tengan papel higiénico les puedo recomendar la Gaceta Oficial sobre el Decreto-Ley de Bienestar Animal”, publicó la activista Aylín Sardiñas en su perfil de Facebook.

La comunidad de activistas ahora tendrá que aguardar el desarrollo de la situación en los próximos meses, para poder descubrir qué tan útil fue en realidad la legislación que esperaron por tantos años.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top