Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Vuelven a arrestar al estudiante que denunció golpizas y tortura tras las protestas del 11J

Noticias de Cuba

Vuelven a arrestar al estudiante que denunció golpizas y tortura tras las protestas del 11J

El joven denunció varias violaciones a los derechos humanos contra los manifestantes que fueron detenidos

Se intensifica acoso policial contra estudiante que participó en las protestas del 11J

Se intensifica acoso policial contra estudiante que participó en las protestas del 11J. (Foto de referencia: Lisbeth Moya González-Facebook)

Leonardo Romero Negrín, el estudiante cubano que fue arrestado durante las manifestaciones del pasado 11 de julio y que denunció casos de brutalidad contra los detenidos, sigue sufriendo el acoso de las fuerzas policiales.

Este domingo 25 de julio, Romero Negrín fue arrestado nuevamente por motivos desconocidos, y liberado una hora después.

Su amiga, Lisbeth Moya González, denunció en Facebook que el estudiante fue detenido en su propia vivienda, y la policía no se molestó en dar explicaciones por su arresto.

“Se acaban de llevar a Leonardo Romero Negrín preso. Lo vino a buscar a su casa una patrulla sin más explicaciones. ¡¿Hasta cuándo?!”, escribió.

Este tipo de acciones las sufren con frecuencia los activistas cubanos, quienes deben soportar detenciones arbitrarias, cortas pero reiteradas, con el objetivo de intimidarlos y desgastarlos mentalmente.

Romero Negrín permaneció encerrado hasta el 17 de julio, cuando fue liberado y denunció una serie de agresiones realizadas por las autoridades contra los manifestantes.

El joven intentó evitar que los oficiales golpearan a su alumno, lo cual terminó en un violento arresto y una serie de golpizas que posteriormente pudo denunciar.

No solo fue atacado con una tabla de madera, sino que también pudo observar a varios manifestantes siendo tratados de la misma manera.

Adicionalmente, declaró que en algún punto de la noche él y varios de los manifestantes fueron obligados a desnudarse para ser puestos contra la pared, donde se les ordenó no moverse y fueron amenazados con recibir una golpiza si volteaban.

Tras su liberación, el estudiante fue puesto bajo arresto domiciliar bajo el cargo de desorden público, uno de los más usados en contra de las personas que participaron en los actos ocurridos el pasado 11 de julio.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top