ESPECIAL DE CUBACEL: Con BONO de 20 CUC + 30 minutos + 30 sms
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Cuba ratifica la sentencia del matrimonio que quiso educar a sus hijos en casa

Noticias de Cuba

Cuba ratifica la sentencia del matrimonio que quiso educar a sus hijos en casa

Se omitieron las apelaciones y se confirmó el encarcelamiento de la pareja por querer educar a sus hijos en casa

Ramón Rigal y Ayda Expósito con sus hijos (RADIO MARTÍ)

A pesar de la solidaridad internacional en contra de la detención del matrimonio evangélico Ayda Expósito Leyva y Ramón Rigal Merencio, el Tribunal Provincial Popular de Guantánamo (TPPG) ratificó la sanción de privación de la libertad impuesta a los mencionados.

Esa sanción fue dictada por el Tribunal Municipal Popular de Guantánamo (TMPG) el pasado 22 de abril porque la pareja fue acusada de educar a sus dos hijos en el hogar y sacarlos de las escuelas donde se impone el adoctrinamiento del comunismo.

Ante las presiones del gobierno, la pareja, que se encuentra en prisión desde el 19 de abril de este año, regresó a sus hijos al colegio, pero el régimen decidió encarcelarlos bajo el argumento que esa idea pueda propagarse y la imiten otros matrimonio cristianos.

Además, se les amenazó con perder la patria potestad de sus hijos si ellos no erán incorporados de nuevo a la educación castrista.

El TPPG omitió las apelaciones y solo “estudió” lo establecido en la primera instancias y a dictar la misma sentencia, demostrando una vez más que el poder judicial de la isla carece de independencia y las sanciones solo son rechazadas cuando convienen políticamente.

Por tal motivo, se notificó que Ayda Expósito deberá cumplir un año de prisión por el delito de “otros actos contrarios al normal desarrollo del menor”, lo cual está indicado en el artículo 315.3 del Código Penal; mientras que Ramón Rigal estará encarcelado dos años, uno por el mismo delito y otro por asociación ilícita, según lo dicho en el artículo 208.2 del Código Penal.

Rigal es acusado de asociación ilícita porque su iglesia no está reconocida por el régimen, a pesar de que la nueva constitución manifiesta que la libertad religiosa en la isla está asegurada.

Debido a que los niños, Ruth y Joel, regresaron a la escuela y presentan una presión psicológica por no estar con sus padres, su abuelo José Expósito Viñals envió una misiva al TPPG pidiendo una sentencia más benévola al menos para su hija.

En la carta se señaló que los niños necesitan de su madre porque están bajo el cuidado de sus abuelos y como son personas mayores, pasan muchas situaciones complicadas para atenderlos y estar al pendiente de sus necesidades.

Hasta el momento, esta carta no ha recibido respuesta, tal como ocurre con varias quejas que son presentadas por demás ciudadanos y no son del interés del régimen.

La falta de humanismo por parte del gobierno y la cual se contagia a los tribunales evitan que Ayda obtenga al menos una limitación de libertad o de trabajo correccional sin internamiento, en dado caso hasta una multa, que al final de cuentas, le permita estar con sus hijos.

Cabe mencionar que, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos otorga el derecho a los padres a escoger la educación que quieran para sus hijos; mientras que, en la Convención sobre los Derechos de los Niños, y que se supone está ratificada en Cuba, se establece que no habrá restricciones a la libertad de enseñanza.

Con Información de Diario de Cuba

 

Escríbenos por Whatsapp al +1 (786) 725-1960 para recibir más noticias como esta
Suscríbete a nuestro canal de Telegram, recibe noticias gratis todos los días

1 Comentario

1 Comment

  1. Avatar

    Leito

    14 junio, 2019 at 4:47 pm

    ABAJO EL COMUNISMO COJ…….

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Últimas Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top