Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Anciana en silla de ruedas está obligada a hacer cola parar comprar sus alimentos en Cuba

Noticias de Cuba

Anciana en silla de ruedas está obligada a hacer cola parar comprar sus alimentos en Cuba

Los familiares no pueden usar su carné para conseguir comida

Anciana en silla de ruedas está obligada a hacer cola parar comprar sus alimentos en Cuba

Aglomeración para comprar alimentos en Cuba (LEINIER VELÁZQUEZ/FACEBOOK)

Pese a que tiene 85 años y está postrada en una silla de ruedas, una anciana cubana tiene que formarse en las colas y arriesgarse al contagio de coronavirus si quiere conseguir alimentos.

Barbara Ruiz denunció en redes sociales que una tía intentó comprar comida en Quivicán, Mayabeque, a su abuela utilizando el carné pero un inspector se lo negó y exigió la presencia de la señora de la tercera edad.

“En cuál mundo estamos viviendo que ni tan siquiera un trabajador social se ocupa de esta situación ya que mi tía también es mayor de 60 años”, comentó Ruiz.

En el post varias personas expresaron su disgusto con esta medida calificándola de arbitraria y otras aprovecharon para contar que han sido víctimas de la misma situación.

“Increíbles las medidas arbitrarias, inspectores prepotentes ordenando colas e incapaces, sabemos lo difícil que está la situación y las autoridades lo hacen más difícil”, manifestó Esiquia Carrillo Rodríguez.

Jenifer Pérez dijo que por estar embarazada la pueden multar en las colas y por ello mandó a alguien con su identificación por alimentos pero no le quisieron vender.

“Todo es un descaro, nadie se preocupa por nadie y en las colas están siempre los mismos problemas, es una falta de respeto que no se preocupen por los impedidos físicos, ni las embarazadas”, señaló Anabel Díaz.

Las órdenes de confinamiento del gobierno cubano han desatado aglomeraciones en las tiendas y desesperación de las personas por conseguir alimentos.

Personas mayores arriesgan su salud en estos amontonamientos, debido a que son vulnerables ante el Covid-19 y corren el peligro de tener un cuadro crítico e incluso morir.

Según el gobierno como “una ayuda” para los ancianos, se empezaron a vender módulos de alimento para ellos en las bodegas pero además de caros, sus contenidos están limitados o con comida podrida.

En estos paquetes, que carecen de productos cárnicos, por lo general traen cuatro huevos, un kilogramo de harina de maíz, un kilogramo de pasta de coditos y siete libras de viandas y hortaliza.

Mientras los ancianos en Cuba tienen que comprar dicho módulo, en Florida el gobierno local junto con organizaciones civiles distribuye comida gratuita a personas afectada económicamente por la pandemia.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top