Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Campesinos en Holguín denuncian cierre arbitrario de la única bodega en su comunidad

Noticias de Cuba

Campesinos en Holguín denuncian cierre arbitrario de la única bodega en su comunidad

Ahora la bodega más cercana a la comunidad está a tres kilómetros

Cuba entre los países que tendrán una severa inseguridad alimentaria a causa de la pandemia

Campesinos en Holguín denuncian cierre arbitrario de la única bodega en su comunidad. (Foto ilustrativa)

El gobierno de Cuba cerró la única bodega ubicada en la comunidad de San Agustín de Aguarás, en Holguín, obligando a sus 203 consumidores a caminar más de 3 kilómetros para comprar alimentos.

Según la denuncia publicada por el oficialista Juventud Rebelde, la comunidad rural se conforma por 79 familias, la mayoría con adultos mayores, niños o personas con alguna discapacidad física.

Leyanis Martínez Laffita, quien escribe la denuncia, señaló que la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía de Calixto García, decidió cerrar de forma arbitraria y sin consultar la bodega 3852.

La bodega “El Triunfo”, que abastecía a la población de alimentos y otros productos fue construida en el 2000 y tras su cierre las autoridades no dieron razones para ello.

Ahora la bodega más cercana a la comunidad está en La Sabana, a tres kilómetros de San Agustín de Aguarás y de difícil acceso para las personas, especialmente ante la falta de vehículos.

Martínez indica que algunas de las personas en la comunidad rural dependen de otras debido a discapacidades físicas.

“Nadie nunca fue a consultarles de la decisión que se adoptó. El 15 de julio pasado, el administrador y dependiente a la vez de la bodega fue informado en una reunión en el municipio de la eliminación de la tienda de marras”, explicó.

Aunque algunos consumidores se presentaron ante la Asamblea Municipal del Poder Popular para manifestar su inconformidad con la decisión, no han recibido una respuesta positiva.

Leyanis afirma que desplazar la bodega solo sería un “problema mayor” para los residentes del pueblo.

“Esperamos una respuesta positiva, pues ahí vive mi familia y todos serán afectados”, explicó.

Mientras el régimen pretende acabar con las aglomeraciones en las tiendas, tanto por el riesgo latente de COVID-19, como por la oportunidad que generan a los “coleros” de operar, al mismo tiempo toma decisiones que dificultan el acceso de los cubanos a alimentos y productos básicos.

Desde el cierre de negocios, la persecución a cuentapropistas, aún con licencia, hasta las regulaciones a los compradores, todas las medidas solo hacen más visible el desabastecimiento y la falta de más puntos de venta y mejor surtidos para satisfacer a la población.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top