Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubano condenado a cadena perpetua gracias a un post en Instagram

Estados Unidos

Cubano condenado a cadena perpetua gracias a un post en Instagram

“La evidencia en este caso fue abrumadora. La forma en que se llevó a cabo este crimen fue fría y calculada”

Cubano detenido en Miami

El cubano, de 23 año, publicó una imagen en Instagram donde se le veía armado en la escena del crimen. (Foto: Miami-Dade County Corrections)

Marcos “J-Bang” Martin-Morgado, un joven cubano de 23 años, fue condenado a cadena perpetua este jueves 16 de junio en Miami, gracias a sus propias publicaciones en Instagram.

Los miembros del jurado vieron un post de J-Bang con dos pistolas “en la escena de tiro”, según informó el periódico local The Miami Herald. “Digo que no le diré a nadie lo que hice por las calles”, decía el texto colgado junto a la imagen.

“La evidencia en este caso fue abrumadora. La forma en que se llevó a cabo este crimen fue fría y calculada”, afirmó Ramiro Areces, juez de circuito de Miami-Dade. Martin-Morgado fue hallado culpable del intento de asesinato de un compañero pandillero en diciembre de 2019

El tiroteo que pondrá al cubano de por vida tras las rejas ocurrió el 30 de diciembre de 2019, en Northwest 44th Street y 29th Avenue, en el área de “Brown Subs”. Tras recibir varios informes, la policía llegó al lugar y encontró a Michael Dwight Nicholson, de 25 años, con 15 heridas de bala. A pesar de las graves lesiones, el joven sobrevivió.

La víctima aseguró que ese día conversaba con Marcos “J-Bang” Martin-Morgado y Dykwon Dye, de 21 años, en una casa abandonada cuando escuchó un disparo. El primero de ellos “había fallado un tiro a quemarropa en la parte posterior de la cabeza de Nicholson”, indicó el citado medio de prensa. Michael Dwight Nicholson corrió por su vida, mientras sus dos agresores le disparaban.

“Marcos, nunca te hice nada para que intentaras matarme. Solo estoy vivo, porque no pasaste suficiente tiempo en el campo de tiro. Si fueras mejor tirador, estaría muerto”, afirmó el joven acribillado a balazos en una carta leída al juez durante el juicio.

De acuerdo a información del caso Martin-Morgado y Dye dispararon a Nicholson porque este dejó de venderles drogas.

“Este intento de asesinato se realizó de una manera particularmente cruel”, señaló el fiscal estatal adjunto Khalil Quinan al juez. Los registros de teléfonos celulares de los agresores también los situaban en la escena, a lo cual se sumó la foto publicada en Instagram, dos semanas después del tiroteo, donde se veía a Martin-Morgado con un emoji de demonio en su rostro, “frente a un automóvil rojo distintivo en la casa abandonada”.

“Ambos acusados ​​publicaron múltiples fotografías de ‘pandillas’, mostrando armas de fuego, vistiendo colores similares, publicando signos de manos de pandillas o mostrando tatuajes.

Los acusados ​​fueron descarados, haciendo saber a todos que son tiradores de 4400 y que están listos para disparar en cualquier oportunidad, a menudo publicando fotos de ellos mismos blandiendo armas de fuego o exhibiendo la longitud de sus revistas”, escribió Khalil Quinan en su memorando de sentencia.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top