Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Libertad”, “Derechos humanos” y “Democracia”: los “inventos” de la oposición para atacar a Cuba

Noticias de Cuba

“Libertad”, “Derechos humanos” y “Democracia”: los “inventos” de la oposición para atacar a Cuba

El diario Granma afirma que los términos son manipulados, pues en la Isla no existe represión de ningún tipo, homofobia, ni actos de repudio

Convocan a concurso fotográfico para revelar la represión del gobierno cubano

Pese a las múltiples muestras represivas del gobierno, Granma niega que haya violaciones a DDHH en Cuba. (Imagen de referencia: Periódico Cubano)

Como si se tratase de inventos, un artículo del diario oficialista Granma señala que los términos “derechos humanos, “libertad” y “democracia”, son usados sin sustento por la oposición para atacar al gobierno de Cuba.

En un artículo de opinión titulado “Las palabras campanilla y un deber de los revolucionarios en tiempos de internet”, el autor Iroel Sánchez explica que hay una predisposición negativa, y según él injustificada, contra el gobierno de la Isla y reacciona ante ciertos términos.

Dedicando varios párrafos, explica que la reacción que generan los términos mencionados son inmediatas y que los detractores del gobierno cubano no necesitan sustento para utilizarlas, pues su sola mención provoca críticas contra las autoridades y el sistema político de Cuba.

“A la propaganda anticomunista, histórica y universalmente asentada por el discurso dominante y el uso manipulado de términos como ‘democracia’, ‘derechos  humanos’ y ‘libertad’, se suma la construcción de determinadas expresiones sobre la realidad cubana que, desde el imaginario construido sobre Cuba en esa arcadia de la tolerancia que es Miami, se trasladan a internet como sentido común sobre la Isla”, escribió, refiriéndose a lo más conocido del régimen comunista.

En ese sentido, el autor menciona términos de los inicios del régimen castrista, como las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), los denunciados campamentos a manera de campo de concentración donde se encerraba a disidentes y homosexuales en la década de 1960.

Según el autor del texto, lo que se vivió en aquellas décadas ya no prevalece y en Cuba no existen actos de repudio, otro término que acusó de usarse indiscriminadamente para generar una visión negativa de la Isla.

“Se aprovechan situaciones ocurridas  hace más de cuatro décadas, no siempre analizadas a profundidad entre nosotros –UMAP, ‘quinquenio gris’, actos de repudio a quienes emigraron por el Mariel…–, se extraen de contexto y se presentan como características permanentes, sistémicas y actuales del socialismo cubano”, se queja, dejando de lado que las mismas tácticas represivas se siguen empleando en la actualidad y, en efecto, de manera sistémica.

Los actos de repudio y el aislamiento de disidentes y cualquier persona que no encaje en los parámetros ideológicos del régimen cubano –aunque a través de cárceles y no de campamentos –sigue siendo una constante de la vida en la Isla, al igual que la homofobia y el racismo.

El caso más reciente de acto de repudio lo vivió la activista Anyell Valdés, cuya vivienda fue cubierta de petróleo y pintada con consignas comunistas por un grupo de vecinos y bajo el amparo de las autoridades.

Por otro lado, el caso del joven Luis Robles Elizástigui, un preso político que lleva ya casi tres meses en prisión por pasear por La Habana con un cartel que pedía el alto a la represión en Cuba, es otra muestra de esta represión o de esta falta de “libertad”, que el autor dice que no existe.

Según el autor, los términos son manipulados y reiterados por la oposición, a fin de manipular en redes sociales a la población y que los asocien negativamente con Cuba.

“Basta que alguien utilice, sin demostración alguna, las palabras ‘censura’ y ‘represión’, o la expresión ‘acto de repudio’, para que no resulte necesario aportar datos y argumentos, o analizar los sucesos a que se refiere: de inmediato se desata una serie de publicaciones en que tres oraciones indignadas escritas por alguien en su perfil de Facebook le dan la vuelta al mundo”, describe.

No obstante, el artículo no toma en cuenta que cuando este tipo de “expresiones” son utilizadas, siempre lo son con sustento, con pruebas de las acciones represivas de las autoridades, basadas en leyes y tratados internacionales sobre derechos humanos.

Incluso muchas de esas denuncias cuentan con el apoyo de organizaciones internacionales especializadas en el tema, al referir casos reprobables que no necesitan siquiera contrastarse con la situación de otros países para entender que son incorrectos.

Es el caso de los encarcelamientos de personas que no han cometido delitos; de los desalojos obligados; las agresiones; el bloqueo de servicios como internet, de permisos para salir del país cuando no hay bases legales para ello; la imposición de cargos inventados y las multas injustificadas; y un largo “etcétera” en violaciones a la libertad de los ciudadanos de Cuba.

El autor señala como algo negativo que “la libertad de expresión sobre Cuba en internet” significa denunciar y atacar las fallas del gobierno de la Isla, cuando en realidad eso es la libertad de expresión en cualquier ámbito: la pronunciación de pensamientos y posturas sin impedimento, en general, y en especial del gobierno, donde solo la realidad se encarga de comprobar o desmentir lo que se ha expresado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top