Conecta con nosotros

Periódico Cubano

Más de 200 quintales de tomates podridos en Artemisa por demoras del Estado

NOTICIAS DE CUBA

Más de 200 quintales de tomates podridos en Artemisa por demoras del Estado

“Acopio no me ha entregado ni una caja desde el inicio de la cosecha el 25 de diciembre»

Periodista oficialista señala la disminución de producción de tomate en Ciego de Ávila

Campesinos de Artemisa vuelven a ver sus cosechas podridas debido a la mala gestión del Estado, lo cual les produce enormes pérdidas. (Foto ilustrativa: Periódico Cubano)

Más de 200 quintales se le han podrido a un campesino en Artemisa, debido a las demoras en el acopio por parte del Estado, que mientras exige a los productores, incumple los contratos y deja que se echen a perder grandes cantidades de alimentos.

El usufructuario Humberto Martínez Lara afirmó el periódico local El Artemiseño sufrir la misma situación cada año. “Acopio no me ha entregado ni una caja desde el inicio de la cosecha el 25 de diciembre. Hoy se encuentra demasiado maduro y solo puedo enviarlo a la industria, pero entonces cuesta la mitad del que va hacia el consumo”.

Después de perder parte de su semillero, a causa de las lluvias de septiembre, volvió a sembrar y consiguió altos rendimientos. Por sus propios medios, consiguió sacar adelante la producción “sin fertilizantes, herbicidas ni otros productos, amparado en medios biológicos como la beauveria (aplicación foliar que funciona como insecticida biológico o biopesticida) y microrganismos eficientes”.

Martínez es uno de los mayores productores de la hortaliza en la provincia antes mencionada gracias, entre otras razones, a su tradición de garantizar semillero. Además, tiene en sus tierras cebolla, berenjena y cultivos varios en 13.4 hectáreas.

Su tomate tiene como principal destino el Mercado Agropecuario Estatal de Artemisa para la elaboración de salsa y Vita nova, que luego se venden a 40 CUP el litro y posee gran aceptación por parte de la población.

“Es 30 pesos menos que los pomos que venden en el refricentro”, afirmó un entrevistado al citado medio de prensa. También “es más barato si lo comparo con el precio de la salsa güireña, procedente de la minindustria homónima: 82 pesos el litro”, agregó.

Sin embargo, a pesar de la demanda de esos productos, el tomate también se echa a perder por problemas organizativos y de inversión, como ocurrió en la UEB VillaRoja. “La caldera tenía tupiciones y salideros, que debieron solucionarse antes del comienzo de la campaña”. Sin embargo, no sucedió y han recibido más de 200 cajas para procesar. ¿Qué ocurrirá con ellas?

Según explicó el tecnólogo Pedro López “hay trabas burocráticas en el Banco para acceder al financiamiento de 4,2 millones de pesos asignados del uno por ciento del Desarrollo Local. Eso limita el avance de la brigada de constructores a cargo del montaje de la nueva línea”.

En medio de una terrible crisis económica, marcada por la escasez de alimentos y productos, el Estado se da el lujo de perder tomate y, una vez más, deja a su suerte a los campesinos que mucho deben sudar para ver el fruto de sus cosechas.

Síguenos GRATIS en WhatsApp y Telegram para contenidos exclusivos

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

Comentar noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de Impacto

Lo más leído en la semana

Escándalos de la Farádula

Arriba