Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Temporada de lluvias deja al menos 160 muertos en el sureste asiático

Noticias de Cuba

Temporada de lluvias deja al menos 160 muertos en el sureste asiático

Los animales no han escapado a las inclemencias del tiempo

Temporada de lluvias deja al menos 160 muertos en el sureste asiático

Temporada de lluvias deja al menos 160 muertos en el sureste asiático. (AP)

Hasta la mañana de este sábado las agencias de prensa estaban reportando 160 fallecidos por el temporal de lluvias en el sur de Asia, el conocido monzón.

Millones de personas se están viendo afectadas por las inundaciones y los animales también se han visto desprotegidos ante el embate de las trombas de agua.

En Nepal 90 personas han fallecido y en el sureño estado de Assam, en India la cifra de muertos de 62, al tiempo que en el fronterizo estado de Bangladesh una docena también han perecido.

Un hecho particularmente penoso ocurrió en el Parque Nacional de Kaziranga al sur de la India cunado diez rinocerontes de cuello blanco, una especie en peligro de extinción fallecieron como consecuencia del desbordamiento del Río Brahmaputra, explicó Shiv Kumar, funcionario del gobierno en Assam.

En Nepal, el Ministerio del Interior dijo que alrededor de 36.728 familias se vieron afectadas por las lluvias del monzón. Las inundaciones y los deslaves obligaron a unas 13.000 a dejar sus casas.

Los monzones son provocados porque la tierra se enfría y se calienta más rápido que el agua, de acuerdo con el proceso de alternancia del aire. Por lo tanto, en verano, la tierra alcanza una temperatura mayor que el océano. Esto hace que el aire sobre la tierra comience a subir y subir, provocando un área de baja presión (borrasca).

Como el viento sopla desde áreas de alta presión (anticiclones) hacia áreas de baja presión (ciclones) con el fin de igualar ambas presiones, un viento intenso y continuado sopla desde el océano durante el verano hemisférico (mayo a octubre). La lluvia es producida por el aire húmedo elevándose y enfriándose por ese ascenso en las montañas.

Es el mismo proceso que se forma con las brisas en las costas entre el día y la noche pero a una escala gigantesca. En el caso de las brisas de tierra se producen durante la noche y especialmente en las madrugadas y son bastante débiles. Cuando el sol calienta las tierras, las brisas soplan en sentido inverso, del mar a la tierra.

 

Con información de AP

 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

To Top