Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Central azucarero de Calimete contamina el agua potable de todo el pueblo

Noticias de Cuba

Central azucarero de Calimete contamina el agua potable de todo el pueblo

Especialistas del CITMA dan la razón a los pobladores en detrimento de las autoridades del MINAZ

Desde el pasado mes de abril los pobladores cercanos al central azucarero Jesús Rabí del municipio matancero de Calimete se quejan por la contaminación del agua potable producida por las malas prácticas en el manejo de desechos de la industria, según un extenso trabajo publicado en el diario local Girón.

“El agua salía turbia, fétida, con partículas verdosas; su consistencia era gelatinosa, y su color de un amarillo tan fuerte que manchaba las tazas sanitarias y los lavamanos”, se queja un residente del poblado identificado como Yoelkys Morales Acosta.

Central azucarero de Calimete contamina el agua potable de todo el pueblo

Central azucarero de Calimete contamina el agua potable de todo el pueblo. (Collage: Periódico Girón)

En un primer momento las autoridades de la Empresa Azucarera Matanzas se deslindaron de la situación de contaminación de agua argumentando que “hasta el momento el origen (de la contaminación) se encuentra por precisar a partir de que cerca de la fuente de abasto se encuentra un criadero de cerdos que pertenece a una persona natural, y varios procesos que se realizan durante la zafra no se utilizaron en la actual campaña”.

Pero, tras una investigación de los especialistas medioambientales del CITMA y de recursos hidráulicos se determinó que el central azucarero tiene toda la responsabilidad.

“A partir de la revisión a una muestra de los pozos que presentaba problemas, concluimos que la calidad del agua estaba dada por los cambios físico-químicos provocados por la descomposición de materia orgánica producto de varios procesos industriales que se realizan en Jesús Rabí, y que con el transcurrir de los años pudo acumularse”, explicó Amaury Anchía Sánchez, Director de la UEB Este Aprovechamiento Hidráulico Matanzas.

De esta forma la ciencia estatal se enfrenta a una empresa del propio gobierno y advierte del peligro que significa el vertimiento de estos residuos que no han sido tratados en años.

“La descomposición de la materia orgánica subterránea emite gases hacia la superficie que pueden provocar otras situaciones desagradables como las quemaduras graves producto de una reacción del fuego con el metano, el daño permanente al canal de Soplillar ubicado en la Ciénaga de Zapata, o las alteraciones a las zonas costeras”.

La industria azucarera construyó, en una remodelación realizada hace 10 años, un sistema de lagunas valorado en más de un millón de dólares para tratar las aguas residuales del proceso productivo. Pero el complejo de piscina colapsó al sobrepasar el nivel para el cual fue diseñado, producto de un incremento en la capacidad de molida.

Ahora con la evidencia de la ciencia, Oscar Luis García Peña, Jefe de riego en la UEB de Atención a productores Jesús Rabí, comenta que “el complejo de piscina colapsó porque se diseñó para procesar un volumen determinado de sustancias que resultó insuficiente al incrementarse la capacidad de molida de la industria, así como las producciones de mieles y alcoholes, lo cual provocó la obstrucción de los conductores”.

La solución es construir un nuevo proyecto de tratamiento a los residuales con técnicas modernas donde se tenga en cuenta, además, las sustancias de desechos que pueda generar la Bioeléctrica que se edifica en áreas del central.

Mientras eso sucede, los pobladores continúan recibiendo el agua por pipa, siempre que haya disponibilidad pues no se sabe cuando sus pozos quedarán recuperados del daño provocado por la empresa estatal, la cual tampoco habla de una compensación económica por su irresponsabilidad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top