Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Ministro de Salud reconoce que cifras de muertes en Cuba por COVID-19 son “imprecisas”

Coronavirus en Cuba

Ministro de Salud reconoce que cifras de muertes en Cuba por COVID-19 son “imprecisas”

Las verdaderas cifras están contenidas en los registros de defunción que manejan los Servicios Comunales

Cifra de muertes en Cuba por COVID-19 son “imprecisas”, reconoce el ministro de Salud

Cifra de muertes en Cuba por COVID-19 son “imprecisas”, reconoce el ministro de Salud. (Collage: Invasor)

El colapso del sistema sanitario en Cuba debido a la pandemia del COVID-19, incluidos los servicios necrológicos, hace pensar que los datos oficiales sobre muertos, pacientes en terapias intensivas y fallecidos son inexactos. Así lo ha reconocido el propio ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda.

El titular del sector confesó al periódico Invasor, de la provincia Ciego de Ávila, que dada la compleja situación epidemiológica, los datos oficiales sobre la pandemia son “imprecisos”.

Por ejemplo, en las estadísticas de muertes por COVID-19 solo están contemplados aquellos que al momento de fallecer tienen un resultado PCR positivo al virus. En caso contrario, se declara otra causa de deceso, como puede ser paro cardíaco, trombolismo pulmonar, etcétera.

Otro fenómeno consiste en que el paciente muere muchos días después de resultar negativo al coronavirus como consecuencias de las secuelas que la enfermedad dejó en sus órganos vitales.

Según el diario estatal, “el parte diario que emite el Ministerio de Salud Pública es impreciso, debido a que en sus estadísticas solo ingresan los fallecidos que en el momento de su deceso tienen un PCR positivo, según admitiera el propio Ministro de Salud; consciente, además, del sesgo en los datos, pues no todos los fallecidos alcanzan a hacerse u obtener el resultado de un PCR. La muerte, a veces, llega primero”.

Entonces, la verdadera cifra, aunque no se dice de manera explícita, la tienen los cementerios. Hasta allí llegan todos los fallecidos, sin importar la causa del deceso.

El citado diario entrevistó a Carlos César Cano Colomé, inversionista en la Dirección Municipal de Comunales. “Hicimos 80 bóvedas aquí dentro y 150 en la ampliación, más otras 219 allá que se terminaron. Y nos quedan 110 por ocupar”, comenta el funcionario.

“El problema es la gran cantidad de cuerpos en descomposición al mismo tiempo. No se trata de fallas en la construcción de las bóvedas, sino del número de muertes. Nunca habíamos visto algo así, prácticamente los sepultureros ni descansan”, lamenta.

Uno de los choferes de los carros fúnebres en el municipio de Ciego de Ávila, Eduardo García, ofrece una pista de la cantidad de muertos diarios. “Días de siete, de cinco… siempre varios. Te digo, siete viajes cada carro y somos cinco en la funeraria de Ciego, sin contar los que se han sumado”, confiesa el conductor.

Un somero cálculo de las cifras que indica García muestran alrededor de 35 fallecimientos diarios, solo en la capital provincial, cuando oficialmente se informan menos de 10 en toda la provincia.

Otros carros de empresas estatales como CUPET, ARTEX, COPEXTEL, LIDEX, BANDEC y Correos de Cuba también han apoyado la transportación de los cuerpos sin vida hasta el cementerio, pues el sistema de Servicios Comunales no da abasto.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top