VEA EN VIVO: El primer debate presidencial entre Trump y Biden”
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cuba asegura que el 90% de sus infectados de COVID-19 se han recuperado

Coronavirus en Cuba

Cuba asegura que el 90% de sus infectados de COVID-19 se han recuperado

El régimen asegura esto a pesar de que varias organizaciones internacionales cuestionen sus cifras

Paciente de COVID-19 en Cuba

Cuba asegura que el 90% de sus infectados de COVID-19 se han recuperado. (Foto de referencia: Naturaleza Secreta-Facebook)

Mientras los brotes de COVID-19 en Cuba siguen surgiendo y las pésimas condiciones de los centros médicos continúan sin resolverse, el régimen de Cuba se jacta de ser el país con mayor número de pacientes recuperados de la enfermedad en América Latina.

Según el portal oficialista Cubadebate, casi un tercio de los infectados con COVID-19 en la Isla han sido dados de alta, el 87.3% desde el inicio de la pandemia.

La publicación, sin embargo, no hace mención al hecho de que ya que se trata del 87% de los casos detectados y Cuba no está detectando casos, lógicamente la cantidad proporcional que tendrían de recuperados en comparación con países como Brasil, Chile o México, será mucho mayor.

Gráfica que muestra los países con mayor casos de recuperación en el mundo(Imagen: Cubadebate)

Las “cuestionables” cifras del MINSAP

Y es que mientras en sus reportes diarios el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) sigue registrando menos de una decena de casos, expertos dentro y fuera de la Isla opinan que esto no se debe a la baja cantidad de contagios, sino a la falta de detección de los mismos.

Aunque el MINSAP asegura estar realizando entre 1,000 y 2 mil pruebas de coronavirus por día, resulta estadísticamente improbable que solo 10 o 20 de esas pruebas resulten positivas, lo que deja espacio para cuestionar la fidelidad de los resultados o la aplicación de las mismas.

La propia Universidad John Hopkins, encargada del manejo de datos de coronavirus a nivel mundial y que toma en cuenta, no solo los datos gubernamentales, sino también otras fuentes como farmacéuticas, ingresos a clínicas, etc., ha puesto en duda la fidelidad de las cifras cubanas.

Según el centro universitario, el régimen de la Isla comunista podría estar ocultando sus casos disfrazados de otras enfermedades.

Esto quedó evidenciado en el brote ocurrido en El Cotorro, en La Habana, donde supuestamente ya no reportaban nuevos contagios de COVID-19, pero sí veintenas de casos de “infecciones respiratorias agudas” con los mismos síntomas de la enfermedad causada por coronavirus.

El medio oficialista presumió como un logro la cifra de recuperados contra el 30.9% que se ha aliviado a nivel mundial, aunque no hace más alarde de la “eficacia” del servicio médico en Cuba.

“Cuba muestra la cifra de 1,724 pacientes recuperados, lo que representa el 87,3% de todos los positivos que ha tenido el país. Con esa cifra, Cuba es el país de Latinoamérica que más porciento de recuperados muestra hasta la jornada de ayer y es una de las 20 naciones con más recuperados (porcentualmente) en el mundo”, indica la publicación.

Claro que si se compara a los menos de 2 mil infectados de Cuba con los 396 mil de Brasil o los 50 mil de México, las cifras de recuperados en la Isla comunista van a ser proporcionalmente más altas.

Escasez, poca higiene y COVID-19 en Cuba

La duda de los especialistas y organizaciones internacionales viene del deficiente sistema de salud cubano, la falta de medidas de prevención al inicio de la pandemia y la mediocridad de las mismas una vez que se pusieron en marcha, así como la baja calidad de vida de los cubanos.

Y es que en medio de la pandemia, gran parte del territorio se ha visto afectado por la falta de agua potable y productos de limpieza, tan básicos como el jabón de tocador, para lavarse las manos y bañarse, hasta detergentes e incluso cloro, haciendo casi imposible la desinfección de espacios.

Asimismo, la escasez de comida, que lejos de resolverse empeoró con la crisis sanitaria, obliga a los cubanos a formarse horas y a veces noches enteras a la intemperie, entre cientos de personas en cercanía unos de otros y a veces tirados en el suelo, esto todos los días.

A esto habría que sumarle que pese a las numerosas donaciones de China al gobierno cubano de insumos médicos y 200 mil dólares en efectivo, los hospitales de la Isla sufren con la falta de insumos y equipos de protección, tan básicos como guantes desechables y batas.

Tanto hospitales, como otro tipo de clínicas carecen de varios servicios, incluyendo agua potable, lo que en un hospital, en el que acuden y conviven miles de enfermos de todo tipo, constituye un riesgo sanitario enorme, aún si no hubiera pandemia.

En Matanzas, el brote del Hospital Faustino Pérez ha sido uno de los episodios más turbios de la pandemia en Cuba, pues mientras los doctores reportaron que podría haber más de 200 infectados, el gobierno tardó días en reconocer el brote y luego cerró la cifra de contagios en 46, sin investigar más.

En la misma provincia, se ha reportado que los hospitales reciclan hasta tres veces los guantes que deberían ser desechables, desinfectándolos con los recursos que pueden ante la falta de más insumos.

Todo esto dificulta que a nivel internacional se crea que existen en Cuba menos de 2 mil infectados con COVID-19 y que además el 80% ya está recuperado.

Por otro lado, según apuntan diversos medios y organizaciones, incluyendo a la Universidad John Hopkins, la manipulación de cifras podría ser otro rasgo en común entre los regímenes comunistas.

Ahora mismo, el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela está acusado por la universidad y Human Rights Watch (HRW) de ocultar al menos 30,000 muertes en el país sudamericano, mientras que China podría esconder más de 50,000, denunciadas por sus propios ciudadanos y funerarias en Wuhan.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top